LA GRILLA DEL PÁJARO… La indiferencia social y el voto mesurado

LA GRILLA DEL PÁJARO… La indiferencia social y el voto mesurado

Autor:
20/11/2020

344475

Por: Quetzal Herrera

La práctica política en nuestro país va tomando nuevos matices sobre todo en la forma, que muchas veces es el fondo, de los argumentos que les permiten a los partidos, a través de sus candidatos, obtener el mayor número de simpatías que se traduzcan en una mayoría el día de las elecciones; el problema es que existen quienes no han terminado de percibir que estos cambios sociales son cada vez más evidentes en cuanto a que la sociedad está muy enfocada en denostar las prácticas que implica nuestro sistema político, pues el paso de los años ha hecho que esta profesión esté denigrándose ante los ojos de las familias mexicanas, al ver que cada día es más común conocer de casos ligados a la corrupción de quienes empeñaron su palabra e hicieron todo lo contrario, sobre todo en la era moderna de nuestra nación.

Esta indiferencia es la materia prima que provoca tumbar encuestas y mediciones que durante los procesos se practican, pues ha quedado de manifiesto que una tendencia favorable no se traducirá necesariamente en las urnas, y echar las campanas al vuelo es de los principales errores que los estrategas pueden cometer, porque al no despertar en la sociedad los sentimientos de participación, éste se plasma al otorgar información imprecisa a quienes se dedican al levantamiento de estas encuestas, y solo se parte de un pequeño segmento llamado “círculo rojo” para generar una percepción a favor de algún perfil, o también a través de las consultas vía redes sociales, que generan cierta cargada en un sector no muy amplio debido a una cantidad importante de perfiles falsos que solo se dedican a desacreditar a quienes buscan un espacio de representación.

Dos ejemplos de este nuevo objeto de estudio por parte de los expertos estrategas, ocurrió en el 2016 y en este mes de noviembre del presente año, ambos en las elecciones de Estados Unidos, donde las proyecciones hechas por varias empresas no resultaron lo suficientemente certeras en el resultado, y no me refiero al hecho de poner en duda su trabajo, ya que en muchos casos se hace de forma profesional, el asunto es que estas empresas trabajan con la información que los potenciales electores les proporcionan, y bajo esquemas estadísticos emiten sus resultados; el asunto es primero, que quien proporciona la información no esté hablando con la verdad, o segundo, no tiene intención de participar en la jornada electoral y responden cualquier cosa; en ambos escenarios no existe un pronóstico preciso.

Tanto la indiferencia social como el “voto mesurado”, representan la oportunidad para los partidos y candidatos de generar distintos esquemas de comunicación, más humana, que en verdad genere empatía, que toque las fibras más sensibles de nuestras familias, porque todos, incluidos los políticos, tienen una vida con sus respectivos altibajos, y comprender que los puentes que generan esa sinergia están en nuestras propias experiencias de vida, me parece que el ejercicio de la política tendrá resultados distintos; por eso también es importante que quienes busquen un espacio en las elecciones del 2021 tengan la característica principal de que al compartir su trayectoria tengan la sensatez de hablar con la verdad, pues ello provocará esa empatía de la que hablamos.

Tampoco hablamos de colores ni de ideologías, simple y sencillamente de que los políticos comiencen a probar utilizar un lenguaje más sencillo pero más honesto, porque si continúan haciendo lo mismo, seguro tendrán los mismos resultados.

Twitter @QuetzalH

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *