LA GRILLA DEL PÁJARO… Nuestra “…dependencia”

LA GRILLA DEL PÁJARO… Nuestra “…dependencia”

Autor:
16/09/2020

284309

Por: Quetzal Herrera

Nuestro país celebra 210 años de aquella lucha de hombres y mujeres que lograron nuestra independencia, personajes que han quedado inscritos en la historia de lo que hemos construido como nación cuando el objetivo era poner fin al dominio de los españoles que nos habían conquistado; más de dos siglos en los que como mexicanos hemos sido cada vez más dependientes de intereses externos e internos que han dejado a México con pocas posibilidades de ser una potencia a nivel mundial, una nación que depende cada día más de lo que suceda en Estados Unidos para fijar la ruta de crecimiento en beneficio de nuestras familias; con años y años de gobiernos paternalistas que no generan riqueza sino solo dádivas que solucionan el momento ante la necesidad y la pobreza.

Para muestra de la dependencia que tiene nuestro país con el vecino del norte, es el tradicional dicho que reza: “Cuando Estados Unidos estornuda, a México le da gripe”, y es precisamente porque no hemos sabido aprovechar las riquezas naturales que poco a poco se han ido agotando, cuando nuestra economía depende las relaciones con empresarios norteamericanos que deseen apostarle a la instalación de sus empresas, así como con China, en quienes ponemos toda nuestra fe para que volteen a vernos y puedan con ello generar fuentes de empleo bien pagadas para nuestras familias. Cuando nuestros productores dependen de concretar socios para exportar sus productos a otras regiones del mundo porque son mejor pagados, y con ello poder recuperar lo que han invertido y desde luego obtengan alguna ganancia.

Tenemos una absoluta dependencia a que el destino de los recursos que son de nuestros impuestos sea distribuida de acuerdo a lo que los grupos políticos en el poder, así como en la Cámara de Diputados determinen, haciendo de los mismos un fin ajeno al desarrollo, pero no es solo de ahora, desde siempre hemos dependido de quien esté en Palacio Nacional para hacer de los “pesos y centavos” la mejor herramienta para el control en las relaciones con estados y municipios; vemos pasar las principales necesidades que tenemos como país por asuntos que solo importan a nuestra cada vez más desgastada clase política; hemos provocado depender más de los programas de asistencia social por años, que de infraestructura carretera u hospitalaria por solo poner un ejemplo.

Deberíamos estar celebrando nuestra independencia y cada vez somos más dependientes de un mal sistema educativo que no está permitiendo abrir espacios para nuestros jóvenes, talento puro que al no seguir con su preparación busca cualquier trabajo, de no encontrarlo aquí se van en busca de sus sueños a otro país o de plano se suman a las filas de grupos delincuenciales. Tenemos que depender de los pocos espacios deportivos que se han construido que no equivale a la población a nivel nacional, donde en la mayoría de los casos sin mantenimiento se quedan solo como una buena intención.

Somos cada vez más dependientes de las redes sociales que en muchos de los casos logran el objetivo de desinformar y alterar la realidad política y social en la que nos encontramos; de una inseguridad que nos lleva a una “normalidad” cotidiana; de una vacuna que no sabemos de dónde vaya a llegar para venir a resolver esta pandemia en la que va creciendo el número de pérdidas humanas. Donde finalmente esta y otras razones nos hacen cada vez más dependientes, de algo incluso más allá de lo que podamos imaginar.

Twitter @QuetzalH

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: