LA PALABRA DEL GIOCONDO… El sello de la administración municipal

LA PALABRA DEL GIOCONDO… El sello de la administración municipal

Autor:
08/07/2021

547939

Por: Alejandro Flores de la Parra

Desde hace casi tres décadas, el Ayuntamiento de la capital no había tenido una inversión importante en la adquisición de maquinaria pesada. Esto había provocado que su Dirección de Obras Públicas, tuviera que trabajar a marchas forzadas, con equipo muy antiguo y que ya se encontraba en muy mal estado, lo que causó que muchas administraciones hayan tenido que destinar muchos recursos al arrendamiento de máquinas o subrogando sus actividades a terceros, sin ser realmente efectivos y dando soluciones momentáneas.

La ciudadanía, cada vez nos hemos vuelto más exigentes con nuestras autoridades respecto al deterioro de la infraestructura urbana y a la falta de mantenimiento vial, algo de lo  que debemos estar orgullosos, pues esta exigencia ha obligado a quienes encabezan las acciones, a tomar decisiones más agresivas y de mayor peso social, como la inversión de más de 70 millones de pesos, con la intención de brindar mejores resultados.

La nueva maquinaria, además de aumentar la productividad de la dependencia encargada de la obra pública, representa un ahorro, pues los recursos destinados a las constantes reparaciones y compra de refacciones solo eran fugas económicas que no se veían reflejadas en el trabajo sustantivo. Con esta adquisición, el Gobierno municipal podrá incrementar las metas de atención respecto del mantenimiento de nuestras calles, además de que los trabajadores podrán contar con herramientas que permitan hacer un trabajo destacable y con un valor agregado.

A pesar de la situación económica que vive el Ayuntamiento, producto del saqueo del que ha sido objeto por la anterior administración, esta compra nos da una nota del manejo que se está teniendo ahora de las finanzas municipales, pues no se trata de una deuda que se pasará a quien le siga, sino de activos que permitan fortalecer a nuestro municipio, sin importar quiénes vayan a encabezarlo. Además, el presidente municipal, Jorge Salum del Palacio, hizo el firme compromiso de que el presupuesto destinado para obra pública contratada por el Ayuntamiento, se asignará a constructores locales de la iniciativa privada, garantizando su participación, abonando a la reactivación económica que tanta falta hace en estos tiempos.

Sin duda, estas acciones nos permiten pensar que en el futuro cercano, nuestra ciudad tendrá un aspecto diferente y que los trabajos de rehabilitación en las calles, serán más efectivos, pues Durango ya no puede estar pensando solo en acciones correctivas, sino en preventivas y eficientes, con un mantenimiento efectivo que no convierta los baches en un tema político y que sea, junto a las obras de infraestructura hidráulica, un sello de la administración municipal.

Twitter: @AlejandroFdelaP

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *