LA PALABRA DEL GIOCONDO… Mucho PAN y pocos huevos

LA PALABRA DEL GIOCONDO… Mucho PAN y pocos huevos

Autor:
03/06/2020

176860

Por: Alejandro Flores de la Parra

El día de ayer, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso del Estado de Durango, el diputado local, José Antonio Ochoa, de la bancada del Partido Acción Nacional, tuvo la ocurrencia de entregar una cartera de huevos, a la diputada de Morena, Sandra Amaya, en alusión al incumplimiento de su palabra y lo que él nombró «un agandalle», pues asegura no se respetó un acuerdo que se había logrado al inicio de la Legislatura, donde la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso (Jucopo), se dividiría el primer año, para Morena-PT; el segundo año, para el PRI y, en un tercero, sería turno de su bancada, el PAN; que tuvo que ser completada con la inclusión del diputado David Ramos Zepeda, que milita en el PRD, para lograr aspirar a presidirla.

Esta singular acción, proyectó la imagen del diputado Ochoa a nivel nacional, por medio de las redes sociales, pero desde una perspectiva nociva, donde lo tacharon de misógino, cobarde y otros tantos adjetivos, ganándose la oportunidad de estar en primer lugar en tendencias de la red social Twitter, bajo un nada presumible “hashtag” #LordHuevos.

Mas allá de la infortunada estrategia que preparó el diputado Toño Ochoa y que, seguramente, le ganó más de un negativo, denota la dificultad que el grupo parlamentario panista, tiene para lograr acuerdos y cerrar los tratos. Además, con su nada atinada acción, no solo no recuperó la oportunidad de ostentar la plataforma política referida y que le hará tanta falta hacia su anhelada futura candidatura, de la que ya se le cuecen las habas, sino que, quizá, hasta lo hizo perder adeptos. Y no perdió poco. Basta ver lo que el diputado Esteban Villegas ha logrado desde la posición de presidente de la Jucopo, quien se vislumbra como uno de los más fuertes para contender a la gubernatura en 2022.

A este craso error de ejecución, le podemos agregar que el partido no se ha caracterizado por tener una gran fuerza y cohesión al interior, por lo que muchos, al interior del instituto político al que pertenece, lo aprovecharán con miras a debilitar a quien, dijo de sí mismo, era la mejor opción del PAN, “le duela a quien me duela”.

La lección va a ser dura. Quizá le cueste mucho más de lo que tiene presupuestado al momento, sin embargo, no sólo será para el involucrado, sino para todo el partido, que ha dejado siempre correr el tiempo y esperado a que los fuegos se apaguen solos, dejando que quemen más de lo necesario, a falta de un liderazgo que pueda hacerla de bombero, cuando los temas que enfrentan en el Gobierno estatal, municipales y, ahora en el legislativo, se les presentan, algunos causados por sus opositores, otros, como si de un disparo en propio pie se tratara.

Mientras recomponen el rumbo y el tema se olvida, la ciudadanía habrá de ir dándose cuenta de cuáles actores políticos están a la altura de las posiciones que ostentan, para poder ir definiendo a quiénes les darán su apoyo, para que no les vaya a salir otro con mucho PAN y pocos huevos.

Twitter: @AlejandroFdelaP

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *