LA PALABRA DEL GIOCONDO… No habrá Gobierno al que le alcance

LA PALABRA DEL GIOCONDO… No habrá Gobierno al que le alcance

Autor:
19/05/2020

159163

Por: Alejandro Flores de la Parra

En esta semana, el Ayuntamiento de la capital comenzó la limpieza de siete canales y arroyos, con la finalidad de prevenir riesgos en la próxima temporada de lluvias, así como focos de infección. En el desazolve de estos conductos de agua, se han encontrado desde sillones, llantas, pañales y un buen número de artículos que uno podría esperar encontrar en cualquier lado, menos en un acueducto.

Este tipo de limpieza, las administraciones municipales lo han hecho de manera programada, año con año, en tiempos previos al temporal de lluvias que, si Dios quiere, está próximo a llegar. Además, varios grupos de jóvenes activistas, campañas ecológicas y otras iniciativas ciudadanas han realizado los mismos trabajos de limpieza, como una forma de servicio comunitario que, además de valioso, ha resultado ejemplar. Sin embargo, lo que llama la atención es que, año con año, siguen apareciendo el mismo tipo de obstrucciones generadas por los pobladores de los alrededores y que terminan además siendo un riesgo sanitario para los mismos que contaminan y que habitan tan cerca de los mismos, por lo que el ejemplo que dejan estas agrupaciones pareciera quedar en el olvido y, las actividades realizadas por las autoridades, resultan insuficientes y limitadas.

En estos momentos en que pareciera que la actividad en las calles y la vida social no será la misma, que deberemos de cambiar nuestros usos y costumbres y entrar en una nueva dinámica social, a consecuencia de la propagación de un virus que ha cobrado más de 316 mil vidas alrededor del mundo, podría ser la coyuntura perfecta para lograr un cambio sociocultural que permita concienciar a la sociedad sobre las consecuencias que sus acciones traen en contra de su propia salud, su bienestar y su desarrollo comunitario.

¿Cómo llegará este cambio? ¿Automáticamente la gente creará conciencia de lo que ha estado haciendo en perjuicio propio durante años? Lo dudo. Por supuesto, para que este momento sea aprovechado, las autoridades estatales y municipales deberán generar mecanismos que permitan permear y arraigar una nueva cultura social y ecológica y, para este efecto, echar mano del aparato gubernamental y empezar a trabajar de manera integral.

La cuestión, en contrario, será ver a cuántos gobiernos les parece rentable invertir en un cambio sociocultural que permita que la sociedad se involucre más en las acciones que beneficien su desarrollo comunitario, porque políticamente, vende más recoger y limpiar, que concienciar a la gente y evitar la generación de basura. Para muchos, será más atractivo la foto en las acciones correctivas, que imprimir acciones preventivas que eviten tener en qué tomarse fotos.

A la ciudadanía no nos queda más, que empezar a trabajar en incidir positivamente en nuestro círculo social, buscando tomar conciencia de lo mucho que nos afectan nuestras propias acciones, en detrimento de nuestra comunidad, porque sin ello, aunque hubiera voluntad, no habrá gobierno al que le alcance.

Twitter: @AlejandroFdelaP

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *