LA PALABRA DEL GIOCONDO… Sin más cedazo

LA PALABRA DEL GIOCONDO… Sin más cedazo

Autor:
14/01/2020

60816

Por: Alejandro Flores de la Parra

La próxima renovación de la dirigencia del Consejo Coordinador Empresarial, tiene a dos aspirantes, por un lado, Miguel Castro Mayagoitia, quien no hace mucho se desempeñó como dirigente de la Cámara Nacional de Comercio en Durango y que, actualmente, dirige el Patronato de la Feria Nacional Durango. Por otro lado, Tomás Flores Rangel, exdirigente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Además de la evidente brecha generacional entre los aspirantes, destaca la diferencia entre los grupos e intereses que representan. Mientras Castro Mayagoitia se desenvuelve entre un grupo de empresarios jóvenes que han logrado desbancar a viejos cuadros que habían cumplido con sus ciclos dentro de las cámaras y, sobre todo, en el consejo; Tomás Flores Rangel representa un grupo de prácticas de moral cuestionable, siendo muy conocido por su gran influencia en las últimas administraciones estatales priistas, en las que logró enriquecerse a manos llenas con la asignación de obra pública, en su mayoría, por adjudicación directa o por medio de licitaciones con cierta simulación que le ponían en ventaja para asegurar su participación.

Para no irnos muy atrás, Tomás Flores Rangel obtuvo contratos de obra por más de mil 400 millones de pesos en el sexenio de Jorge Herrera Caldera, sin pasar por alto el costosísimo Hospital General 450, obra de Flores Rangel, en el que se presume que hubo una fuga tremenda de recursos públicos, además del costo erogado por la obra misma, por los que la Auditoría Superior de la Federación presentó un buen número de observaciones.

Por otro lado, es innegable la cercanía de Miguel Castro con el actual Gobernador del estado, lo que lo muestra con mayor influencia en la construcción de políticas públicas que puedan derivar en un desarrollo económico integral (Gobierno/iniciativa privada) y podría suponer que decantaría el interés de los miembros del Consejo y las diferentes cámaras que lo componen, por el joven aspirante. En contrapunto, el recuerdo más próximo de Flores Rangel es el del monopolio y sesgo que existió mientras estuvo al frente de la cámara a la que pertenece por lo que los empresarios, incluso de su mismo gremio, no estarían dispuestos a poner en entredicho el futuro del consejo ni la vuelta de las prácticas que tanto han lastimado a diferentes sectores, dejando solo un pequeño grupo de empresarios millonarios debido a sus compadrazgos.

Sin duda, el rumbo que tome la dirigencia del Consejo Coordinador Empresarial, es de suma importancia para el desarrollo de nuestro estado, ya que, mientras mejor y más unidos trabajen los empresarios y logren una sinergia de acciones positivas con el Gobierno estatal y municipal, mayor será el beneficio que provoque una reactivación económica, provocando que haya una mayor cantidad de circulante y podamos, todos los ciudadanos, salir beneficiados en una cadena con efecto positivo.

Esperemos, entonces, a ver cuál es el rumbo que buscarán los empresarios duranguenses, que tienen la oportunidad de crear una relación económica que se dé sin más cedazo que les impida crecer de manera conjunta y armoniosa.

Twitter: @AlejandroFdelaP

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *