La reactivación económica en Durango

La reactivación económica en Durango

Autor:
19/02/2021

428006

Por: Primitivo Ríos

A consecuencia de la pandemia provocada por la COVID-19 sobrevino una crisis económica mundial que desde luego afecta a México y Durango. En nuestro país, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador opera un plan integral de reactivación y recuperación económica que beneficia a todos los mexicanos, pero principalmente a los más pobres.

Se han recuperado empleos, el salario mínimo se ha aumentado en un 25 por ciento, hay circulante, el consumo se mantiene, la inflación es del 3.5 por ciento, cero contratación de deuda, finanzas sanas. El Gobierno de la Cuarta Transformación (4T) trabaja bajo los principios de combate frontal a la corrupción e impunidad, austeridad y honestidad, sin privilegios ni frivolidad. La corrupción es la mayor peste que padecemos y es el principal distintivo en los gobiernos “prianistas” y los potentados neoliberales se enriquecieron apoderándose y vendiendo los bienes de la nación.

En Durango vergonzosamente no es así. El año pasado Gobierno del Estado puso a disposición de los empresarios locales una bolsa de 50 millones de pesos para otorgar créditos a este sector lastimado por la pandemia. En promedio se otorgaron créditos de 500 mil pesos, favoreciendo aproximadamente a cien “empresarios y empresarias”. Al conocerse el nombre de los beneficiarios, estalló el escándalo:  Patricia Jiménez, Liliana Salum del Palacio, Mauricio Holguín, María José Santiesteban Soto, Bernardo Loera Carrillo, Gerardo Oliva Guerrero, Carmen Soler Baurillón, María Teresa Vivó Prieto, Alejandro Wallander Hernández, Otilia Wallander Hernández, Miguel Ángel Reveles Pérez, José Miguel Castro Carrillo, entre otros.

Los “préstamos” se otorgaron a puros cuates, familiares, amigos, compadres. Unos cuántos de la cúpula empresarial y miembros del Gobierno se robaron los 50 millones. El enorme descontento se generalizó no solo entre los verdaderos empresarios, permeó en todos los sectores de la sociedad, confirmando la gran corrupción e inmoralidad existente. Hasta hoy los 50 millones están desparecidos.

A diferencia de este acto de gran corrupción, el Gobierno del Estado implementa un programa de apoyo a los negocios familiares denominado “Microcréditos A La Palabra” por la cantidad de ¡2 mil 500 pesotes cada uno! Con tasa de interés bancaria a pagarse en un plazo de medio año. Con 50 millones de pesos se otorgarían 20 mil créditos de 2mil 500 pesos que sólo sirven para la foto de los gobernantes. La corrupción, impunidad e inmoralidad no deben ser toleradas.

Twitter: @Primitivo_Rios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *