Lluvias

Lluvias

Autor:
21/07/2021

559546

Por: Emmanuel Salazar

Sobre aviso no hay engaño, cita el conocido refrán que es necesario traer para advertir una vez más la desgracia que está latente sobre quienes intentan ser más inteligentes que la madre naturaleza y se exponen a una fatalidad que está latente.

En septiembre de 2016, justo días después de que la actual administración inició, se presentó una tragedia sobre lo que denominados la presa del hielo, que no es más que un simple bordo que canaliza el agua que alimentó lo que hace años fue la Acequia Grande, que, en un intento de modernizar la ciudad se entubo hace ya poco más de 40 años.

Hace casi cinco años, en el bordo de la presa Del Hielo se vivió una emergencia ante la caída de más de 90 milímetros de agua en escasas horas, el agua en cuestión provocó a la altura del puente negro una desgracia en la que se perdieron varias vidas humanas.

Las lluvias que se han presentado prácticamente en todo lo que va del mes de julio han propiciado que las presas de la zona del valle del Guadiana retomen sus niveles, y que se tenga que incluso desfogar excedentes.

Existe monitoreo en la zona del bordo de la presa que, sin embargo, en caso de una emergencia difícilmente podrían ayudar a evacuar a los habitantes que se encuentran en la zona pese al riesgo latente de ser barrido por una fuerte avenida de agua. Y pese al riesgo las familias permanecen en la zona, aún más, existe presencia de personas en lo que se supone es el lecho del bordo, pues las viviendas se han multiplicado desde 2016 cuando se vivió la tragedia, y aunque las autoridades señalaron que se habría de prohibir la presencia de las personas, todo eso persiste.

Hace unos días, al visitar la zona para realizar una nota informativa se pudo constatar la presencia de personas a unos metros de donde inicia la canalización del bordo.

Cuando se preguntó a una de las habitantes los motivos por los que seguía en el área, señaló que cuando se intentó reubicarla le quisieron vender una vivienda en obra negra por 70 mil pesos, cuando al parecer lo quería regalado.

Ella y su familia sigue desafiando la naturaleza que tarde que temprano habrá de retomar su cauce y se llevará a todo aquel que se interponga en su camino. Sobre aviso no hay engaño.

Twitter: @jemmanuelsr

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: