Los héroes del día siguiente y Andrés Pérez maderista, dos extraordinarias novelas que abordan el tema del oportunismo político que se da en México (Primera parte)

Los héroes del día siguiente y Andrés Pérez maderista, dos extraordinarias novelas que abordan el tema del oportunismo político que se da en México (Primera parte)

Autor:
10/06/2021

524628

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

En este artículo se hace un análisis comparativo de textos de dos autores: la obra de teatro de Ireneo Paz, titulada Los héroes del día siguiente (1859) y de la novela Andrés Pérez, maderista, (1911) de Mariano Azuela, para ver hasta qué punto existen semejanzas entre ellas, ya que en ambas se aborda el tema del oportunismo político que se da en México cuando hay una revolución o un cambio de gobierno, debido a un golpe de Estado.

Aunque se trata de obras pertenecientes a géneros distintos (dramaturgia y narrativa), lo que se compara es la circunstancia histórica en que se ubica la obra, y el juego de intereses ideológicos que se produce entre quienes en un primer momento se encuentran del lado del Gobierno, y los que se oponen a él y luchan para derrocarlo. No obstante, una vez que se produce el derrocamiento, los que estaban con el poder, de inmediato hacen lo posible por colocarse del lado del nuevo gobierno, para lo cual se hacen pasar por opositores, usurpando el lugar de quienes sí combatieron para lograr el cambio.

En Los héroes del día siguiente todo sucede en la casa de Don Hilarión, su esposa Rosalía y su hija Julia, al “día siguiente” de un levantamiento armado contra el Gobierno. Cuando se enteran de que ha sido derrocado por el “partido puro”, se angustian, pues ellos han estado con el anterior, no con los revolucionarios; sin embargo, deciden fingir que han trabajado clandestinamente en la oposición, por lo que merecen un reconocimiento por parte del Gobierno entrante. Hay un personaje que está en el bando vencedor: Narciso, pretendiente de Julia, a quien ella corresponde. Ambos están muy enamorados, pero los padres de ella no lo aceptaban, hasta el “día siguiente”, cuando se dan cuenta de que él puede ayudarlos a colocarse en el nuevo Gobierno, al igual que a sus amigos, y le dicen que le darán la mano de Julia si él consigue trabajo a Hilarión, Canuto y Procopio.

Narciso sabe perfectamente que ellos estaban con el Gobierno caído, pero los ayuda porque está muy enamorado. Andrés Pérez es un periodista de El Globo, periódico vendido al gobierno de Porfirio Díaz. Está acostumbrado a tergiversar las noticias a favor de la postura oficial. Lleva una vida sin compromisos; vive al día, sin planes a futuro. Cierto día, recibe una invitación a pasar unos días en el campo, en la casa de su amigo Toño Reyes. Acepta y se va. Cuando le preguntan qué opina de la posibilidad de hacer caer al gobierno de Díaz, Pérez dice que es imposible y no manifiesta simpatías por Madero. Dos semanas después de haber llegado Andrés, llegan a la hacienda unos rurales con una orden de aprehensión contra él, a quien se acusa de ser “agente revolucionario de don Francisco I. Madero”.

Cuando Andrés se entera de lo ocurrido, se sorprende mucho y niega que sea verdad, pero no le creen. A raíz de esto, la gente de la hacienda y los amigos de Toño, que antes tenían una opinión negativa de Andrés, por su apatía política, empiezan a respetarlo: los simpatizantes del movimiento maderista por considerarlo un aliado y los otros, porque ven en él a un enemigo peligroso. En ambas obras el punto de vista es el de los falsos héroes donde se evidencia el cinismo de los personajes. Traidores que cambiaron de bando cuando les convino.

Email:[email protected]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *