México en la encrucijada

México en la encrucijada

Autor:
18/02/2021

426892

Por: Ernesto Escobosa

El escenario internacional es notoriamente poco esperanzador en el corto plazo, debido a la pandemia y a la caída de la economía y es evidente que un país como el nuestro seguirá recibiendo las vacunas de una forma lenta, debido a que los laboratorios le están dando prioridad a sus países de origen. El hecho de que 2021 sea un año electoral agudiza la problemática porque el debate público está demasiado polarizado y el discurso político tiende a ser cada vez más hostil como consecuencia de todos los cargos públicos federales, estatales y municipales que se disputarán, pero principalmente, porque estará en juego la mayoría de la Cámara de Diputados.

El Presidente no ha hecho el mínimo esfuerzo para convocar a la unidad a sus opositores, debido a que los considera los causantes de los grandes problemas de México que se originaron en la corrupción y en los pactos de impunidad que estuvieron vigentes en las últimas décadas y esa circunstancia fortalece, aún más, los desencuentros y la falta de diálogo.

Con el triunfo de López Obrador cambiaron los equilibrios, muchos intereses quedaron excluidos, para diversos personajes se acabaron los privilegios y algunos más están siendo investigados y perseguidos, en consecuencia, era de esperarse un rompimiento entre la élite política y económica y el actual Gobierno. Durante los procesos electorales difícilmente habrá discursos constructivos y conciliadores; la tendencia apunta a que serán unas elecciones con una alta incidencia de campañas negativas, las cuales se han estado manifestando en Redes Sociales desde hace, al menos, tres años. Hay demasiada negatividad en el imaginario colectivo, basta ver un noticiero o leer un periódico, las malas noticias abundan y los mensajes positivos se han vuelto excepcionales, esta circunstancia está teniendo impactos en una sociedad cada vez más disgustada con los políticos y la forma, muchas veces irresponsable, en que están tomando las decisiones.

México debe construir rutas críticas para ir superando sus grandes problemas, muchos de los cuales tienen vigencia de hace varias décadas y con el tiempo en vez de disminuir se han hecho más complejos y se han diversificado; ya no basta con los discursos, con las promesas, la ciudadanía debe empezar a ver resultados, muchos gobiernos estatales y municipales concluyen este año y entregarán las administraciones a sus sucesores en peores condiciones de cómo las recibieron. La ineficacia gubernamental que propician las acciones erróneas y las omisiones sistemáticas se ha convertido en un obstáculo cada vez más grande para el desarrollo de las diversas regiones de México, los planes en el papel se ven muy bien, lo que cada vez se les complica más a los gobiernos es llevarlos a la vía de los hechos.

El dinero público es muy limitado en comparación a las demandas y necesidades de la población, en consecuencia, se deben establecer prioridades para que los esfuerzos institucionales y los recursos económicos no se sigan dispersando sin lograr impactar positivamente en los segmentos sociales a los que van dirigidos. En los procesos electorales de este año contrastarán mucho los políticos que tenemos y los políticos que el país necesita.

Twitter: @ernestoescobosa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: