No debería ser un día especial

No debería ser un día especial

Autor:
15/10/2020

310845

Por: Luis Alberto Jorge López Chávez

Reflexionando el día de hoy, recordé el día internacional de la mujer, celebrado el 08 de marzo, ese pensamiento me hizo traer a colación las circunstancias que reinan actualmente en México y específicamente en Durango. ¿Las mujeres y los hombres nos encontramos en igualdad?

Históricamente la mujer ha luchado por sus derechos, no mas ni menos, sino iguales a los de cualquier hombre; se debe reconocer que ha sido una lucha, ardua, injusta y difícil; no obstante ha comenzado a dar frutos, sobre todo en los últimos 60 años, en el papel la mujer tiene los mismos derechos que el hombre, pero, en la practica ¿es así? La respuesta es mas que obvia, no los tiene. Aunque el machismo ha cedido un poco, sigue enquistado en nuestra sociedad, agudizándose en las zonas rurales, indígenas y de mas bajos recursos, pero sin respetar estratos o estatus.

En la política es una historia parecida, sin embargo, las reglas de paridad de genero han logrado cierto equilibrio, la actual legislatura local se conforma por 15 hombres y 10 mujeres, el Cabildo de la capital, esta compuesto por  nueve mujeres y ocho hombres, en la dirigencias estatales de los partidos políticos el desequilibrio es mayor, todas están ocupadas por hombres a excepción de la del Partido Acción Nacional, con Verónica Perez a la cabeza, por cierto, la primera mujer en la historia.

Los números, aunque fríos, considero que son los menos importantes, lo que habría que analizar son los procesos para llegar a esos números, se pueden criticar las reglas de paridad instituidas en las leyes promulgadas en los últimos años; que no es justo que se imponga una cuota de genero, que los servidores públicos y de elección popular se deben de elegir con base en su capacidad no en su sexo, que se está promoviendo la improvisación con espacios que no se ocupan competitivamente.

Existen muchas aristas, también opiniones encontradas, es difícil juzgar el papel de la mujer a lo largo de la historia, lo que si se puede poner de manifiesto y de manera concreta es que el camino al reconocimiento de sus derechos sigue cuesta arriba, si existen leyes que protegen la paridad es por que aún estamos lejos de un país con las mismas oportunidades para mexicanas y mexicanos, si existen protestas enardecidas es por qué siguen sin tener los mismos derechos y oportunidades. Estamos en un país donde la discriminación se da no solo en el tema de genero, sino en muchos aspectos, donde el juicio y recriminación se vive a flor de piel y día con día.

Tal vez llegará el momento en que no se necesiten leyes de paridad de genero, será el momento en que el sexo, la raza o la condición social no te defina como persona, será el momento en que mujeres y hombres con sus cualidades, aptitudes y esfuerzo puedan subsistir en igualdad, será el momento en que el 8 de marzo no sea un día especial, será el momento en que todos los días sean 8 de marzo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: