NOVENO CÍRCULO… La intolerancia de Gina Campuzano

NOVENO CÍRCULO… La intolerancia de Gina Campuzano

Autor:
21/04/2021

483292

Por: Fhernanda Simental L.     

Acción Nacional en Durango tiene personajes destacados, unos por su seriedad, otros por ser más mediáticos y otros tantos (afortunadamente los pocos), por sus escándalos.

Gina Campuzano quien ya ha sido dos veces regidora y una vez diputada, busca en el actual proceso electoral ser diputada federal, sin embargo, en este camino ha tropezado con su propia estrategia y ha quedado ante la mirada pública como una mujer intolerante, con una nula habilidad para el diálogo, la confrontación de ideas y el debate, habilidades que son imprescindibles para el trabajo legislativo.

Pongámonos en contexto. Hace aproximadamente cuatro semanas, antes de iniciar las campañas, trascendió la noticia de que Gina Campuzano había interpuesto una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, por un supuesto “hackeo” de su página en la red social de Facebook, que se utilizó para poner a la venta un “sillón del amor” en un grupo de ventas en esta misma plataforma social, por lo que, al sentirse agredida y acosada, decidió llevar el tema a las autoridades.

Pues bien, el lunes de esta semana, Susana Salomón, conocida en la red social de Twitter como @SoyMaestra, fue la demandada y, a través de su red social, explicó como por solo preguntar dónde entregaba tal artículo supuestamente a la venta, fue acusada por la candidata de agresión. Un simple tuit, sin agresión, ni ofensa derivó en una demanda ante la Fiscalía que nunca había actuado tan rápido en Durango.

Ahora bien, ¿Vender un sillón es un acto vergonzoso? Pues parece que para la candidata panista sí, y aunque no hemos sabido nada de sus propuestas, ya los duranguenses dimos cuenta de su intolerancia.  Bien lo dice Susana: “Soy maestra, no gano lo suficiente para un abogado ni para el traslado hasta la Fiscalía”, parece que los ciudadanos se tienen que cuidar de no incomodar políticos.

Vale la pena recordar que no es la primera vez que Gina argumenta que fue “hackeada”, pues allá por el 2018, tras insultar a través de su red social de Twitter a la hoy regidora panista, Claudia Hernández, dijo que ella no había sido y se deslindó con la excusa del hackeo. Ahí no hubo demanda ni investigación.

Una candidata que aspira a legislar a nivel federal demande a una ciudadana de a pie, que nada tiene que ver con la política, debe mantenernos atentos, pues es un claro acto represor sobre la libertad de expresión y quizás ese sea el tono con el que lleve su agenda una vez que llegue al curul de San Lázaro… si llega.

Ya muchos políticos han intentado callar a los ciudadanos en redes sociales, como la iniciativa que presentó la diputada federal por Puebla, Nayeli Salvatori la famosa “Ley Antimemes”, o bien, el caso del líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien impulsó un proyecto que busca regular las redes sociales en México, calificado por organismos como Human Rights Watch, como un acto que pondría en peligro la libertad de expresión en este país.

Afortunadamente, parece que la cordura en Acción Nacional Durango está en la regidora Gabriela Vázquez Chacón, quien este martes por la tarde, publicó una carta donde exhorta a su compañera partidista de retroceder en sus actos y reflexionar, pues cito: “emprender acciones legales por una expresión generada aquí (RS), es ir en contra del sentido de las propias redes, pero sobre todo es ir en contra de la libre expresión”. ¡Felicidades Gaby, tú sí has entendido de qué se tratan las redes!

Twitter: @Fher_Turkita

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: