NOVENO CÍRCULO… Misoginia y violencia, la lírica musical mexicana diaria y desafortunada  

NOVENO CÍRCULO… Misoginia y violencia, la lírica musical mexicana diaria y desafortunada  

Autor:
18/05/2020

158053

Por: Fhernanda Simental L.

Muchas veces, obviamos la letra de las canciones que diariamente cantamos pues priorizamos el ritmo por encima del contenido, sin embargo, al reparar en lo que se dice, la lírica que da forma a esa música va desde lo ofensivo que pasa fácilmente a lo vulgar y la degradación del sujeto, muchas veces del género femenino.

Si tomamos en cuenta que la gran parte de la cinematografía de la época de oro del cine mexicano contiene una gran carga de estructura machista bajo la cual se han formado varias generaciones, queda en el inconsciente colectivo que la normalidad es sobajar y subyugar a la figura femenina a través del arquetipo del hombre mexicano, malas enseñanzas que se han anidado dentro de nuestra sociedad.

Nos espantamos hoy con el reguetón y lo explícito de su letra, pero nadie repara en “La Media Vuelta”, de José Alfredo Jiménez: “Te vas porque yo quiero que te vayas/ A la hora que yo quiera te detengo/ Yo sé que mi cariño te hace falta/ Porque quieras o no, Yo soy tu dueño.”; en “Ingrata” de Café Tacuba: “Pues si puedo hacerte daño / solo falta que yo quiera lastimarte y humillarte (…) Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos pa’ que te duela / Y aunque estoy triste / por ya no tenerte / voy a estar contigo / en tu funeral”; canciones populares conocidas y que quizás poco se repara en el contenido.

No se busca satanizar género ni cantantes, pero la realidad es que, así como hay canciones hermosas, también está la otra cara de la moneda, las que abrazan la degradación de la mujer a manera de burla, celos, superioridad o supremacía, normalizando este tipo de violencia, y las podemos encontrar en canciones clásicas y modernas, porque lamentablemente sigue existiendo un grupo de personas que piensan que la mujer no debe tener respeto ni privilegios.

Hace unos días se hizo público las composiciones de un “músico” que llamó la atención, no por su “talento”, sino por lo aberrante de sus letras, tan solo equiparable a los narcocorridos, por lo explícito en los detalles nada alegóricos sino absolutamente literales de violencia y humillación. La música de Johnny Escutia fue denunciada en Twitter por la usuaria Ana Luz, quien solicitó a la plataforma Spotify quitar su contenido por incitar a la violencia, al feminicidio a la pedofilia, y a la necrofilia, solicitud que fue aceptada al comprobarse que ciertamente, la obra de este rapero incitaba al odio y al crimen.

El autollamado “King de la Furia”, tiene entre sus creaciones temas como: “Viólala”, “Violación Suprema”, “Perra Mugrosa”, “Cállate perra”, “Novia pequeña”, cuyas letras sobrepasan lo que ustedes y yo, amables lectores, podríamos imaginar, sin hablar de la gráfica descripción que hace sobre ultraje y desmembramientos de cuerpos femeninos así como deshacerse de ellos, haciéndolo evidente sobre todo en el tema que dedica a la youtuber Yuya, quien a través de sus redes sociales manifestó el miedo que tiene al confirmar que además de estas canciones de ultraviolencia hacia su persona, ella está recibiendo amenazas de violación y asesinato.

Ante los hechos, este “músico” de temas aberrantes se defiende alegando “libre expresión” y le pide una “disculpa” a la youtuber: Quiero pedirte disculpas por la canción que hice y porque sé que te hizo sentir incómoda. Nunca pensé que tú fueses a escuchar esta canción. No tenía yo un canal de YouTube grande, con millones de plays ni nada. Era un círculo muy pequeño, era un chiste local entre nosotros los raperos. Nunca pensé”.

Y en el país de un Presidente que afirma que el 90 por ciento de las llamadas de denuncia sobre violencia familiar son falsas, era de esperarse que el tal Johnny dijera livianamente que todo se trataba de una “broma” que nadie entendió y todos se ofendieron, incluida la aludida; así como también era lamentablemente de esperarse que ahora la tuitera Ana Luz, reciba amenazas de muerte por exponer al rapero, mientras las mujeres seguimos esperando que el día de mañana no nos falte una.

Twitter: @Fher_Turkita

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *