PODER AL DERECHO… Justicia, feministas y elecciones

PODER AL DERECHO… Justicia, feministas y elecciones

Autor:
22/02/2021

430659

Por: Erick R. Solís Tavizón

Es muy común que mientras más se acercan los procesos electorales, más se presenta el efecto de “justicia mediática”, un proceso en el cual se ventilan en medios de comunicación, en redes sociales y en el “vox populli”, asuntos legales que muchas veces no ayudan a que se resuelvan a favor de la víctima o del victimario, dependiendo de cuál sea el caso; derivado a que de repente todos nos convertimos en expertos en diferentes temas, todos opinamos, todos somos investigadores y todos conocemos el contexto de lo que realmente está pasando; desafortunadamente esto hace que se entorpezca el debido proceso, que las pruebas que se tienen se manchen de voces inexpertas que más que otra cosa ayudan a que no se puedan esclarecer los asuntos y que muchas veces los jueces sientan más presión por cuestiones mediáticas, políticas o sociales que por el llamado de hacer justicia.

Los casos mediáticos de justicia político-electorales más recientes a nivel nacional y a nivel local respectivamente son: el de Félix Salgado Macedonio en el Estado de Guerrero, un personaje que además de ser candidato por el partido del Presidente para contender para la gobernatura de dicho Estado, a lo largo de su vida pública, se le ha caracterizado por ser un político polémico por sus problemas con el alcohol y sus diferentes trifulcas que se han expuesto en medios de comunicación nacionales, una pena y una vil representación de lo que simboliza para muchos la política en nuestro país.

En las últimas semanas colectivos feministas y diferentes organizaciones se han manifestado en varios puntos del país y en redes sociales exigiendo al presidente que “Rompa el Pacto”, y no se le retire la oportunidad de contender sino que se le procese penalmente, derivado a las acusaciones que esta “joyita” de la política mexicana enfrenta con la justica, acusaciones de violación agravada y acoso sexual, han puesto en jaque los proyectos a mediano plazo del también director del periódico la Jornada en Guerrero.

En Durango también tenemos lo nuestro; en días pasados el tema de moda fue el ya casi extinto PRD, y no fue por su importancia o por su peso que tiene al interior de la alianza “Va por Durango”, ya que es por todos conocido que este partido dejó de tener representatividad y peso político y electoral en nuestra entidad desde hace mucho tiempo, tampoco fue por su falta de ideología o de cuadros, tampoco por postular al imitador de Juan Gabriel como candidato a diputado a un distrito local. EL PRD en Durango se convirtió en noticia a nivel nacional ya que sus dirigentes tuvieron la gran idea de postular en sus listas de candidatos a diputados plurinominales a Gamaliel Ochoa; un político al cual se le acusa penalmente, por hostigamiento y abuso sexual. Un tema que no solo hizo que colectivos feministas y organizaciones que defienden los derechos y la violencia en contra las mujeres se sintieran ofendidas y salieran a manifestarse, fue un tema que enardeció a la sociedad en general. ¿Cómo era posible que se le premiara de esta forma a una persona que se le imputan dichos cargos? Se tuvo que recurrir una vez más a la justicia mediática, a esa presión en redes sociales de los grupos feministas, a las entrevistas de la parte ofendida en medios de comunicación, y demás estrategias para convencer a la dirigencia nacional del partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, y fueran ellos quien retiraran de las listas de diputados plurinominales al imputado.

Muchos dicen que al retirarle la oportunidad de participación política a personajes como los anteriormente mencionados se les pueden llegar a violentar sus derechos político electorales, o bien, se les puede llegar a vulneran sus derechos humanos, y sin duda tienen razón, pero los derechos humanos deben de ser para humanos derechos, no para quien violenta, abusa o acosa sexualmente a una mujer. ¿Como Gobernador o como Legislador, como puedes ser parte de la solución, si estas siendo acusado como parte del problema?

Las contradicciones y aberraciones de nuestra política mexicana.

ES cuánto

Por: @ErickSolisT

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *