PODER AL DERECHO… La nueva democracia sindical

PODER AL DERECHO… La nueva democracia sindical

Autor:
20/07/2021

558534

Por: Erick R. Solís Tavizón

La democracia sindical es una de las bases de la reforma laboral; ratificada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Confirmando la constitucionalidad de diversos artículos de la Ley Federal del Trabajo, relativos a promover prácticas democráticas de transparencia y rendición de cuentas al interior de las organizaciones sindicales.

Sin duda los ganadores de este panorama son los trabajadores más que los sindicatos, puesto que la reforma está destinada a terminar con los líderes vitalicios que trabajan a espaldas de los trabajadores, que negocian con los empresarios o con el Gobierno, comprometiendo al sector que representan ganando jugosas utilidades.

Esto sin duda conlleva un gran desafío: que los trabajadores sean capaces de adueñarse con madurez de las organizaciones. En esta reforma los empleados deben jugar un papel protagónico, exigir rendición de cuentas, no caer en la manipulación, presentar propuestas creativas y renovadoras, así como trabajar verdaderamente a favor de sus intereses.

El lector se preguntará ¿Por qué paso tanto tiempo para que pudiéramos adoptar normas jurídicas que garantizaran la democracia interna a las organizaciones sindicales?

Sin duda una de las principales razones fue el control corporativo asociado con las elecciones. La evolución electoral mexicana conllevó a que el partido que dominó por décadas al país, en su parte se nutría de sus estructuras clientelares que tenía su base primordial en los sindicatos. Estos controlaban a sus agremiados a partir de una cúpula de poder sindical – también privilegiados de la política partidista nacional y local- utilizando plazas, beneficios y prebendas sindicales como poder de control.

Resultaría entonces contra sistema, el plantear que las organizaciones sindicales pudieran tener una vida interna real que fuera ajena al control político; ya que eso fueron durante muchos años los sindicatos: la carne de cañón del partido en el poder.

Dicho lo anterior cabe entonces hacer un análisis y contextualizar lo que está pasando actualmente y lo que puede pasar en Durango respecto a algunas estructuras y organizaciones sindicales, y un ejemplo claro, es el problema de falta de transparencia y organización por el que atraviesa la actual líder del sindicato de trabajadores del Municipio, que, aunque la reparación del daño esta “saldada” por la denuncia penal por la que atravesaba, sus agremiados no están muy contentos y sigue la disputa al interior de dicha organización, un tema que refleja que la rendición de cuentas, el abrir los ojos de los representados, y la democracia interna puede convertirse en una realidad para estas organizaciones.

Otro tema que puede llamar la atención y atraer los reflectores locales y nacionales debe ser la próxima elección de una de las organizaciones sindicales de mayor peso político y económico en nuestra Entidad, me refiero al Sindicato de Trabajadores de la Educación de las secciones 12, 44 y 35 que se preparan para sufrir una metamorfosis al interior de su estructura en las próximas semanas, y por ende, convertirse en promotores de la reforma laboral más importante de los últimos tiempos, lo anterior resultará atractivo para todos; para los aspirantes, los actuales dirigentes, pero sobre todo para los miles de agremiados con los que cuentan estas organizaciones; pues tendrán en sus manos la posibilidad de que la democracia sindical se convierta en una realidad, y pueda marcar un antes y un después en la vida sindical en nuestro estado.

ES Cuanto.

Twitter: @ErickSolisT

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *