¿Quién pondrá el candidato del 2022… PRI o PAN?

¿Quién pondrá el candidato del 2022… PRI o PAN?

Autor:
09/06/2021

523814

Por: Eduardo Ortega Solano

Dice un viejo adagio, cada quien habla como le va en la feria, y dentro de un mismo evento se pueden encontrar diferentes ópticas y versiones, esto de tal forma, que pueden coexistir, a pesar que pueden ser diametralmente opuestas: la verdad absoluta, la verdad relativa, y la verdad colectiva,  para ser un poco más preciso nos auxiliaremos del conocido refrán; “nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira”. Y es que el mandato que arrojaron las urnas el pasado 6 de junio, tiene lecturas tan variopintas que permite que diversos partidos políticos y candidatos con razón o sin ella manejen una retórica de triunfo.

En el éxito de la alianza “Va por Durango” en los primeros cinco distritos influyó el trabajo de Jorge Salum del Palacio, ya que estos se encuentran en la capital, y la autoridad más cercana es precisamente el alcalde. Pero no se puede omitir que esto se replicó en la comarca lagunera, en Lerdo con el triunfo de la priista Susy Torrecillas, lo cual es un referéndum a la administración de su esposo Homero Martínez, pero tampoco se pudiera regatear la influencia que tuvo Marina Vitela en Gómez Palacio, donde Morena/PT ganó los tres distritos.

Existen cosas que a muchos nos pudiera parecer inexplicable aún “a toro pasado”, veamos: las candidaturas de los primeros cuatro distritos de Morena/PT, por ejemplo, Juan Cruz, que a pesar de ser un político sagaz, hoy es desconocido, o  Primitivo Ríos, un personaje oscuro que los mismos morenistas se resistían a votar por él. ¿Por qué no postularon candidatos más competitivos como: Sandra Amaya, Iván Gurrola, Otniel García Navarro, Nancy Vásquez, o Cynthia Mont? Es claro que Morena no podría repetir el tsunami del 2018, y sobre ese comparativo, es innegable que perdió, pero ganó respecto al resultado del 2019 donde obtuvieron sólo tres de las 39 alcaldías, la verdad es que cada elección es diferente y en nuestra entidad federativa en esta elección, Morena, se convirtió en la primera fuerza electoral al ser el instituto político que más votos obtuvo.

El PRI y el PAN pudieron no haber ido en alianza, ¡pero fueron!… y sobre esa realidad, se construyó también, una alianza legislativa a nivel nacional, la cual se replicará en nuestra entidad federativa, lo que les permitirá tener el control del congreso y la Jucopo probablemente durante los próximos  tres años. También el  PRD aportó su membrete, y a pesar que todo indica que perderán el registro estatal al no obtener ni el tres por ciento de la votación, pueden presumir, que en los dos distritos que les fueron siglados, obtuvieron el triunfo, lo que los convertiría en un partido sin registro pero con dos diputados. La voluntad popular emanada de las urnas convierte al PRI en la segunda fuerza política, al obtener más votos que el PAN que a pesar de ser el partido en el Gobierno, se convierte en la tercera fuerza política. Pero es inobjetable que en el  triunfo de la alianza la figura del gobernador Aispuro Torres fue fundamental.

Mencioné en una entrega pasada, que la alianza PRI/PAN pervivirá por muchos procesos más, y hoy no tengo duda que así será. Esto acentúa la interrogante de cuál será el origen partidista de la propuesta para la gobernatura de esta alianza. Por lo pronto, es fundamental seguir desmenuzando las señales que nos da el proceso pasado, no se puede caer en el simplismo de pensar solo en triunfos o derrotas, veamos la cantidad de matices que existieron, la búsqueda por la sucesión ya empezó.

Twitter: @EduardoOrtegaS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: