SALVO UNA MEJOR OPINIÓN… Una nueva ética de la comunicación en tiempo de la Cuarta Transformación

SALVO UNA MEJOR OPINIÓN… Una nueva ética de la comunicación en tiempo de la Cuarta Transformación

Autor:
01/04/2021

466122

Por: Erik González

Queridos amigos, por ahora parece normal tener una prensa chayotera producto también de un sistema basado en la cleptocracia donde robar, sacar ventaja a costa del empobrecimiento del país, evadir impuestos, recibir moches es algo normal. El periodismo corrupto o chayotero no escapa de estas prácticas. Desinformar, mentir, omitir información de interés público apegada a la verdad y que en muchos de los casos afecta el interés del pueblo pareciera ser parte de la regla; desde luego que estas prácticas no se deben pasar por alto y tiene que recibir un análisis riguroso sobre una ética de la comunicación.

La cleptocracia no solo involucra a políticos, jueces o empresarios corruptos. Debemos de considerar que periodistas y sobre todo medios informativos han sido participes de estas bandas mafiosas de periodistas monetizados. Dice pedro Miguel acerca de Enrique Krause: “Bueno no estoy de acuerdo ideológicamente con Enrique Krause, pero nunca pensé que fuera tan pequeño moralmente”. Para nadie es un secreto que Krause es discípulo de George Soros y que su vez en México operan en esta línea tanto López Doriga, Denis Dresser, Jorge Castañeda, Leo Zuckermann, Carlos Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva, entre muchos otros. Los principales medios semilleros de chayoteros son sin duda Televisa, El Reforma, El Universal, etc.

Con la investigación de Álvaro Delgado, esta hipótesis de una cleptocracia profunda en nuestro país que alcanza a los medios de comunicación en un régimen podrido auspiciado por el neoliberalismo y del cual los medios de comunicación han representado un papel insoslayable en el tejido del viejo régimen corrupto. Mucho se decía de Brozo y Loret, producto de Televisa, que eran periodistas neutros e independientes apegados a la verdad, sin embargo, Roberto Madrazo hace unos días, confesó en el programa con Ciro Gómez Leyva, que su hijo Federico y su yerno Alexis Nickin son parte de la plataforma Latinus. El periodista Álvaro Delgado reveló que además de exfuncionarios públicos se encuentran el exsecretario particular y el actual secretario particular de Silvano Aureoles. Se afirma que Latinus ha tenido accesos a recurso público a través de contratos del Gobierno de Michoacán. En este negocio se involucra a empresas propiedad de Madrazo Rojas y Nikin Gaxiola, quienes han obtenido millonarios contratos del gobierno de Michoacán-y que financian a Latinus.

En su texto, Álvaro Delgado señala que Latinus faltó a la verdad cuando al salir públicamente aseguró que era ajeno a grupos políticos. Se asegura que uno de los operadores principales es Miguel Alonso Olamendi, exsecretario particular del Gobernador de Michoacán de Silvano Aureoles. Así se observa como se involucra a medios de información y pseudo-periodistas en la mala utilización de recursos públicos que en muchos actores se considera algo normal. Díganme ustedes queridos amigos, si es normal que el dinero público del pueblo de México pase a los bolsillos de comunicadores que sólo tienen como código ético “el dinero” a pesar de que ese desvío de recurso público tenga como víctima al pueblo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: