SENA DE NEGROS… El regreso del hijo pródigo… la historia de Meño Herrera

SENA DE NEGROS… El regreso del hijo pródigo… la historia de Meño Herrera

Autor:
29/04/2021

489532

Por: Dionel Sena

Si algo ha distinguido a Rubén Escajeda Jiménez en su corta gestión al frente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), es la inclusión y para muestra, el regreso de Manuel “Meño” Herrera al partido que lo vio nacer y al cual dejó para buscar nuevos horizontes electorales, hoy con el paso del tiempo, está de regreso y sobra decir que a partir de sus antecedentes inmediatos, lo más seguro es que tenga que picar piedra por un rato antes de regresar a los primeros planos dentro del tricolor, sin embargo, su regreso no deja de ser interesante por donde se le quiera ver, pues está claro que en este momento, el PRI está viviendo una etapa de puertas abiertas y que puede regresar cualquiera que el día de ayer se haya ido por temas multifactoriales y el caso del Meño Herrera es el vivo ejemplo de ello.

Se debe recordar que fue durante el proceso electoral del 2019 – a reserva de estar cometiendo alguna imprecisión – cuando este personaje dejó al PRI para buscar suerte en Morena, incluso se le vio formado con su documentación buscando una oportunidad por su natal Canatlán, lo que estaba claro los morenistas de ese entonces no se le iban a permitir y así fue, no tuvo esa oportunidad y se quedó chiflando en la loma, es decir, sin el PRI y sin Morena, fue entonces cuando su primo José Ramón Enríquez Herrera le tendió la mano invitándolo a que le ayudará con la estructura de Movimiento Ciudadano (MC) en la capital a sabiendas de que el Meño conoce muy bien esta zona del estado y en aquel entonces su pariente buscaba reelegirse para la alcaldía de Durango… ambos perdieron aquella batalla.

Tras esa aventura electoral, Manuel Herrera salió por completo del lente ciudadano y político y se dedicó de lleno a las labores del campo junto a su familia; parecía que habíamos visto lo último de él en temas políticos, sin embargo, como versa aquel viejo adagio de que en política no hay muertos y si algo tiene el Meño, es que es muy conocido en la comunidad duranguense y que en donde lo pongan va a dar dividendos, además de que trae el chip de hacer méritos en lo que se dan otras condiciones para él, por lo que se puede decir que su inclusión al PRI es un gran acierto de parte de Rubén Escajeda, pues a pocos se les olvida que no hace mucho, este mismo personaje sacó aquí en la capital cien mil votos para la elección alcalde, una cifra que muy pocos pueden presumir en Durango y que algo de aquel capital político de quedar de aquella elección del 2016, cuando la alternancia llegó al estado.

Se duda mucho que vaya a ser el único regreso, pues la postura de Escajeda Jiménez es clara, en el sentido de que al PRI pueden regresar todos los que en su momento decidieron irse, incluso aquellos que aún en este proceso electoral van jugando por otras marcas, por lo que no se dudaría que después del 6 de junio, muchos vayan a replantear su postura y en una nada, el regreso termina siendo en mayores proporciones, pues se duda mucho que permanezcan en proyectos que muy pronto el electorado pondrá en su justa dimensión y que cuando eso pase, ya no habrá pretextos de saber quién es quién y muchos espejismos y mitos serán develados, solo es cuestión de esperar la elección referida, la cual está a poco más de un mes de realizarse.

Twitter: @dionelsena

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: