SENA DE NEGROS… La UJED… ¿Al borde la quiebra?

SENA DE NEGROS… La UJED… ¿Al borde la quiebra?

Autor:
01/07/2020

207460

Por: Dionel Sena

Desde su creación, es de todos conocido los graves problemas financieros y la gran dependencia económica que tiene la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), con las distintas instancias gubernamentales año con año, mismas que de no ayudarla, desde hace mucho tiempo esa institución hubiera quebrado, principalmente por la serie de beneficios que la misma casa de estudios tiene para con sus docentes, trabajadores administrativos y hasta directores de cada una de las facultades, quienes gozan de una jubilación dinámica, por lo que de nada sirven los mil 500 millones de pesos que año con año ingresan a esa máxima casa de estudios, si todo se va en sueldos y prestaciones que ya las quisieran en otros niveles, incluso de carácter nacional.

Es por lo anterior que a Rubén Solís no le quedó de otra que ir a tocar puertas otra vez, entre ellas, la de Esteban Moctezuma, actual secretario de Educación a nivel federal, mismo que en caso de ayudarle, lo más seguro es que le pedirá algunas cosas a cambio, como ya lo hizo con universidades públicas en Michoacán y Zacatecas, a las cuales apoyó a cambio de que sus rectores renunciaran a las altas prestaciones que tienen, lo que en el caso de Durango será difícil de que ocurra, pues se sabe de la fuerza que tienen los sindicados universitarios, quienes no dudarían en “incendiar” -si es necesario- la misma Universidad con tal de que sus beneficios no se vean afectados, algo a lo que el Rector actual no se arriesgaría, aun así tratarán de que se apoye a la UJED con lo que se pueda.

Otra instancia que pudiera ser una alternativa, es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, misma que al ver la manera en que se reparten los recursos que se destinan año con año en esa institución, lo más seguro es que al final termine dando un paso de costado, pues solo la carga fiscal que generan las altas pensiones a maestros y trabajadores, es una loza presupuestal que difícilmente se puede seguir manejando, máxime por qué acorde al contrato colectivo con cada sindicato, la mayoría de quienes se jubilan, se llevan su sueldo íntegro como pensión, el cual sube cada año y ni que decir de los directores de las distintas escuelas y facultades, quienes devengan sueldos de alrededor de los 80 mil pesos y gracias a gestiones que realizan con el rector en turno, se van con ese mismo salario como pensión, lo que a la larga resulta insoportable para las finanzas universitarias.

Es quizá por lo anterior que a Don Rubén Solís no le quedó de otra que buscar al gobernador de Durango, José Aispuro Torres, apostando a su sensibilidad para que le otorgue recursos extraordinarios a la máxima casa de estudios antes de que se vaya a la quiebra, lo cual no sería nuevo, pues en el pasado este tipo de prácticas eran de lo más comunes aunque con diferentes escenarios y realidades, pues estamos en tiempos de austeridad, en el que el margen de maniobra ya no es tan alto, por lo que será difícil ayudarles de la manera en cómo ellos lo están pensando o como estaban acostumbrados, aun así, estamos seguros de que el oriundo de Tamazula lo va a intentar, salvo que el Rector y compañía opten a lo que les pide Esteban Moctezuma, algo con lo que no será sencillo lidiar aunque la necesidad en este momento es mucha y cualquier cosa pudiera pasar, lo que sí, es que es absolutamente inviable mantener el estilo de vida al que los trabajadores y jubilados de la UJED están acostumbrados a cambio de no incendiarle el rancho al rector en turno.

Twitter: @dionelsena

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: