SENA DE NEGROS… Latente una gubernatura de dos años en Durango

SENA DE NEGROS… Latente una gubernatura de dos años en Durango

Autor:
29/06/2020

205050

Por: Dionel Sena

Aunque en este momento pareciera casi imposible pensarlo, existe la posibilidad de que la próxima gubernatura en Durango sea de dos años y no de seis como hasta ahora se ha desarrollado, hay varios elementos que pudieran hacer pensar que dicha opción es latente y que bastaría con que la presente Legislatura local lo lleve a cabo, para que fuera una realidad, lo que pondría en alerta a varios grupos políticos en la entidad, además de que muchos “tiradores” que en este momento están más que puestos para dicha aspiración quizá preferirían dejar pasar esa opción de postularse, si la próxima administración estatal es solo de dos años, lo que cambiaría por completo el escenario electoral en el estado.

Primero se debe valorar que el Congreso del Estado es controlado en este momento por el binomio legislativo de Morena y el Partido del Trabajo, músculo que hicieron valer cuando aprobaron las alianzas legislativas, lo que debería permitirles que a partir de septiembre presidan la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el último año que le queda a esta legislatura, por lo que al tener 14 curules aseguradas de 25 en total, estarían mayoriteando cualquiera de sus propuestas sin importar como voten el resto de los grupos parlamentarios y fracciones, sin embargo, para que suban la iniciativa de modificar el tiempo de mandato de la próxima gubernatura, deberán estar seguros de que la oposición será más competitiva que ellos en el 2022, lo que no es descabellado a partir de lo ocurrido el año pasado cuando Acción Nacional ganó 18 alcaldías y el tricolor 16.

Si llegaran a valorar que el PAN y sus aliados tienen más argumentos de victoria dentro de dos años, entonces no es descabellado pensar que busquen proponer una gubernatura de dos años en la que viene y así empatar la del 2024, año en el que se realizará la elección presidencial que ya se sabe, tiene una gran influencia sobre la voluntad de los ciudadanos que viven en este estado y que difícilmente llegan a diferenciar su voto, de lo cual ha quedado constancia en las últimas elecciones, en donde ha estado en juego la Presidencia de la República, por lo que seguramente estarían valorando que tan fuerte llegará su partido Morena y de ahí, buscarle sacar todo el jugo posible a una situación semejante que por lo antes expuesto, no es para nada descabellada, máxime porque esa fuerza electoral controla el Poder Legislativo en estos momentos junto al PT.

Morenistas y petistas tendrán el próximo periodo ordinario de sesiones para valorar esta posibilidad, la cual no se puede tomar tan a la ligera, pues así como se puede pensar en que les iría mejor en el 2024 en lugar de en el 2022, se debe ponderar que los tiempos políticos siempre son cambiantes y por ello, también sus escenarios, pues no se sabe aún que tanto desgaste le vaya a generar a la Cuarta Transformación (4T), todo lo que está pasando en el país, pues es innegable que más allá de la aceptación que puede tener aún con sus seguidores, Andrés Manuel López Obrador, hay pendientes en temas como el crecimiento económico, el desempleo y la inseguridad, que tarde o temprano, deberán generarle costos políticos y electorales y cuyos alcances serían inconmensurables, de ahí la disyuntiva de que decisión tomarán.

Abra que estar atentos a las señales…

Twitter: @dionelsena

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *