SENA DE NEGROS… Sigue la matanza de periodistas… ante la indiferencia de todos

SENA DE NEGROS… Sigue la matanza de periodistas… ante la indiferencia de todos

Autor:
11/09/2020

279942

Por: Dionel Sena

Aunque la agenda mediática y política indican que la atención está en temas como la vacuna contra el COVID-19, lo ocurrido en Chihuahua o las burlas del Presidente a Felipe Calderón, por no alcanzar el registro como partido México Libre, resulta que entre todo ese barullo de información, un reportero más fue asesinado en nuestro país; se trata de Julio Valdivia, reportero de nota roja de un importante diario de Córdoba en Veracruz, convirtiéndose así en el octavo periodista que ultiman en México en lo que va del año, sin que se sepa si hay responsables tras las rejas por estos arteros crímenes, ante una indiferencia pasmosa por parte de las autoridades y de la sociedad misma, la cual quizá se ha acostumbrado a ver, leer o escuchar este tipo de contenidos.

Iba en su motocicleta cuando aparentemente hombres armados le dieron alcance; el vehículo fue encontrado después junto a sus restos cerca de las vías del ferrocarril, el cuerpo del reportero de información policiaca fue decapitado dejando en la orfandad a sus cuatro hijos, mientras que colegas y familiares, no ven esperanzas de que el crimen se pueda esclarecer, pues Julio Valdivia es el periodista número 20 que asesinan en Veracruz en los últimos 10 años, convirtiéndose así en uno de los estados más peligrosos para ejercer esta profesión, la que sobra decir, es de alto riesgo su práctica en este país y no es casualidad que muchos hayan decidido pedir asilo en otras naciones para no correr la misma suerte que sus colegas ultimados.

Este mismo año, la organización México Sin Fronteras calificó a México como el país – sin guerra – más peligroso para ejercer el periodismo, sólo detrás de naciones de corte bélico como Afganistán y Siria, lo que en definitiva no es ningún orgullo para esta nación, pues van y vienen los sexenios federales y esa problemática sigue sin ser atendida, pues quizá el Gobierno en turno, piense que la referencia para medir el periodismo son aquellos aplaudidores que acuden todas las mañanas a la perorata presidencial, solo así se entendería porque en nuestro país sigue sin haber leyes que protejan a quienes ejercen esta peligrosa profesión, por lo que lo más seguro es el caso al cual se hace referencia, no será la única víctima mortal que se documente este año, pues las condiciones siguen sin cambiar.

En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, ya han sido asesinados 17 periodistas, la mayoría de esos atentados relacionados con el crimen organizado y sin que los responsables hayan pagado por su actos, lo que habla de la impunidad que sigue imperando para resolver este tipo de hechos que son un lastre para el que no hace mucho, era considerado el IV Poder; hoy la realidad es absolutamente diferente, pues esa posición en definitiva ya no la ocupan los periodistas, pues cuando atentados en contra de la libertad de expresión se presentan como el multicitado, normalmente la mayoría de los sectores de la sociedad miran hacia otro lado, pues quizá para la mayoría son una estadística más, para nosotros no.

Twitter: @dionelsena

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *