Murieron camino al “sueño americano”

Murieron camino al “sueño americano”

16/07/2021

555889

La pandemia empeoró la economía de las familias más pobres del país, por lo que aumentaron los intentos de cruzar hacia Estados Unidos, en busca de un empleo.

No obstante, de 2020 a la fecha, se ha documentado la muerte de 23 duranguenses que fallecieron antes de lograr el famoso “sueño americano”, esto de acuerdo con datos del Instituto de Atención y Protección al Migrante y su Familia.

Luis García Barrón, director del área, afirmó que debido a la COVID-19, “las oportunidades de trabajo se han detenido; a algunas personas las han descansado, otras personas ya no pudieron regresar a su trabajo original porque ya no existe también”.

Los peligros al cruzar la frontera son diversos, por ejemplo climas extremos, riesgos de ahogamiento y desde luego la posibilidad de ser víctima de la delincuencia.

El director, destacó que actualmente la delincuencia organizada “es el tema más peligroso”, ya que los llevan y abandonan a la frontera, para luego “cometer un ilícito más grave como es el transporte y trasiego de enervantes”.

Aún así, en los últimos meses, jóvenes desde 18 años, incluso niñas y niños intentan cruzar hacia Estados Unidos.

Según el director, la mayor cantidad de mexicanos deportados, tiene entre 18 y 40 años de edad, aunque también cada vez ha habido más niñas y niños no acompañados detectados en la frontera.

Aclaró que hasta el momento, no han registrado a niños duranguenses.

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, informó que la migración incrementó este año en comparación con 2020. De enero a mayo, detuvieron a 711 mil 784 migrantes, de los cuales cuatro de cada diez eran mexicanos.

Pero la cifra se triplicó este año, ya que en dicho lapso del año pasado detuvieron a 96 mil 263 mexicanos, mientras que este 2021, registraron 283 mil 965 mexicanos.

Asimismo, las niñas, niños y adolescentes no acompañados aumentaron este año. De enero a mayo detuvieron a 11 mil 252, en tanto que el año pasado fueron cinco mil 466. El incremento es de 105.8 por ciento.

Fueron devueltos a su lugar de procedencia, pero la mayoría de las personas deportadas, vuelven a intentar cruzar la frontera, muchos para encontrar un empleo, otros para encontrar a su familia.

En el caso de los “duranguenses que repatrian, que se deportan por las fronteras, busca regresar y lo hace porque todos tienen su familia allá”, refirió el entrevistado.

Intentan las veces que sea suficiente, hasta que lo logran.

Aunque no todos llegan a su meta, según la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el año pasado hallaron 248 restos de inmigrantes en la frontera entre Estados Unidos y México.

Luis García Barrón, advirtió que muchas víctimas son jóvenes, que mueren tanto en el desierto como en el río Bravo. “Siempre lo digo a las familias, sus hijos salen buscando un sueño americano y se encuentran con una pesadilla”, comentó.

Por ello, y a pesar de la situación económica actual, la recomendación de las autoridades es evitar los peligros de la frontera norte.

El director del centro de Atención a Migrantes y su Familia, recalcó que, “no vale la pena arriesgar tu vida, dejar tu lugar de origen, tus hijos”, por lo que aconsejó seguir “luchando en México y que no pongan en riesgo lo más importante, que es su vida”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *