07/06/2020 - Hace 1 año
  • Compartir:

Por: Pilar Aguilar

Durango, Dgo.- En el programa “El Averiguadero”, los conductores Brenda Maurer y Antonio Gaytán tuvieron como invitado al director municipal de Seguridad Pública, Antonio Bracho Marrufo, un profesional del derecho que recientemente incursionó en el sistema policíaco.

La pregunta obligada en este programa que se trasmitió el sábado en vivo a través del canal 15, esto por las violentas exigencias de justicia que se han generado durante los últimos días, fue el del hombre asesinado por policías en Estados Unidos y un joven que corrió la misma suerte en el estado de Jalisco,  también a manos de agentes policíacos.

Cuando se le preguntó la opinión sobre los casos mencionados, respondió que definitivamente le hierve la sangre al ver imágenes como las publicadas y recordó que él emergió de la sociedad civil organizada al cargo que ocupa sin tener carrera policial, pero aseguró que al ser designado recibió la especial encomienda del alcalde Jorge Salum del Palacio, de rescatar la imagen de esa corporación y ganar la confianza de la sociedad hacia la policía.

Dijo que con ese propósito se ha trabajado al interior y al exterior para ir cambiando poco a poco la situación que se vive en Durango, México y el resto del mundo, pero es precisamente para evitar  casos como los que pasaron en en Estados Unidos y Jalisco.

El Funcionario municipal, dijo que debido a la contingencia por el COVID-19, los ánimos de la sociedad están encendidos, hay frustración, enojo, estrés, tristeza, desesperación por el ambiente que existe, así como por la pérdida de empleos, por lo que el actuar policíaco debe ir encaminado a apoyar a la sociedad, más que a reprimirla.

Bracho Marrufo consideró, que “todos debemos entender que el policía, el doctor, el enfermero no es el enemigo, tenemos un enemigo común que es el Coronavirus y estamos obligados a unirnos sociedad y gobierno para combatirlo”, por lo que las instrucciones que tienen los agentes, es que su actuar vaya encaminado a apoyar a la ciudadanía

El entrevistado reconoció que para que se salga de control una situación entre policía-ciudadano, existe una línea muy delgada, ya que el policía también trae su propio estrés por la carga de trabajo, porque como ser humano tiene situaciones difíciles en su casa y precisamente para atenderlos, se ha creado el Departamento de Capital Humano.

Dijo que esta área va muy a encaminada a ver el tema de estrés laboral, el desarrollo personal del policía  y aunque por la contingencia se ha complicado un poco, ya se empezaron a ver algunos renglones, como las necesidades que tiene cada uno de ellos, pero también se trabaja en reforzar el Departamento de Asuntos Internos, especialmente la Comisión de Honor y Justicia.

Habló de la formación próximamente de un Consejo Ciudadano de Seguridad, para reforzar esa relación, contacto o vínculo que hay entre el policía y las personas para que tengan la confianza en la corporación y en caso que se requiera, presentar una queja y esté convencida de que se le dé seguimiento hasta el final.

Señaló que aunque se tiene la percepción de que la institución respalda a los elementos contra los que se quejan, aclaró que no es así, que se investiga hasta el fondo y se ponen ante el Ministerio Público aquellos policías que hayan actuado criminalmente en contra de la sociedad, para que poco apoco se erradiquen esas malas prácticas.

Sin embargo, Bracho Marrufo reconoció también que la mayoría de los policías  aman su trabajo y lo hacen bien, pero dijo que no permitirá que por las malas acciones de algunos cuantos, se manche la imagen de todos los integrantes de la institución.

Mencionó que en el tiempo que tiene al frente de la corporación ha podido conocer cómo está la situación interna y revela que los policías trabajan en medio de una situación complicada, mencionó que el sueldo comparado con el de otras ciudades de México no es el deseable, pues ganan un promedio de 13 mil pesos mensuales.

Explicó que los policías viales tienen jornadas laborales de ocho horas y los preventivos de 12, pero en cuanto a las herramientas con las que desempeñan su tarea, la verdad es que nos encontramos con una falta de patrullas considerable para cubrir la mancha urbana, por  lo que ya se están realizando las gestiones necesarias ante el presidente Jorge Salum para obtenerlas.

Recordó que en cuanto a la capacitación, al hacerse cargo de la DMSP, se encontró con elementos que  tenían hasta cinco años sin realizar prácticas de tiro y para retomar ese tema, próximamente se empezará a construir en el área de la misma corporación un campo de tiro, aunque también acondicionará una pista del infante y se tomarán otras capacitaciones.

Se refirió al tema de la Unidad Canina que de hecho ya no existía, se está trabajando para crearla y en la actualidad se cuenta ya con cuatro perros que serán adiestrados, aparte reveló que se gestiona también la adquisición de nuevo armamento, por lo que con eso los policías tendrán más herramientas para que lo retribuyan a la sociedad con un buen servicio de vigilancia y prevención de ilícitos.

Ante la percepción de la sociedad de que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) defiende al presunto delincuente, el Funcionario manifestó que con el Nuevo Sistema de Justicia Penal implementado en el 2008, se tiene que velar también por los derechos de los agresores, ya que antes  de ese año no se hacía, es por eso que en la actualidad,  la CEDH tiene presencia en cada una de  las estaciones de la DMSP y verifica cómo fue la detención, cómo llegó hasta allí, en qué situación se encuentran las instalaciones y el trato que se le da a sus familiares.

El jefe policíaco destacó también lo que se ha dado en llamar “la puerta giratoria”, es decir, que tan pronto es detenido un presunto delincuente, sale en libertad inmediatamente y al respecto, manifestó que en el nuevo sistema cada quien debe hacer perfectamente su trabajo, el policía como primer respondiente, el Ministerio Público, jueces, magistrados y si alguno de ellos falla, todo se  viene abajo, sin embargo, dijo que poco apoco se ha ido perfeccionando el actuar de cada instancia para que eso ya no suceda.

Al respecto, recordó que esto también es una cultura de la legalidad y mencionó que las posibles fallas no son solamente de los servidores públicos mencionados, sino también de parte de algunos afectados, por ejemplo, hay muchos ciudadanos que no presentan su formal denuncia y una prueba de ello, es que en el tema de la violencia familiar, la institución a su cargo atiende más de 200 casos y solamente el dos por ciento de las víctimas denuncian ante el Ministerio Público, por lo que se debe trabajar mucho en la cultura de la legalidad.

Señaló que en esta administración municipal no ha sentido que alguien quiera desestabilizar en el tema de seguridad, pues se ha trabajado coordinadamente con los tres órdenes de Gobierno, lo que quedó establecido desde la primera reunión que tuvo como titular de la DMSP en la Mesa de Seguridad y reiteró que los partidos políticos han hecho algunos señalamientos, pero él no lo toma como un intento de desestabilizar, e incluso, con las organizaciones sociales o gestores se cuenta con un buen diálogo y entendimiento.

Sobre el  COVID-19 y la alarmante movilidad, aunque se han tomado muchas medidas y por lo visto se tomarán otras, Bracho Marrufo dijo que sobre el tema del “hoy no circula”, el secretario general de Gobierno citó a una reunión, es algo que se trató en la mesa de seguridad y ahí se quedó en vías de aprobación o desaprobación,  aclaró que en caso de que el Gobernador lo aprobara, no solo sería para Durango, sino para otros municipios, pero eso dependen de  la evolución del problema por la pandemia y del comportamiento de la gente.

Precisó también que la entrada en vigor de la “Nueva Normalidad” fue tomada equivocadamente por el grueso de la población, pues se notó muchísima más circulación vehicular, se vio inmenso relajamiento y lamentó que esto se haya presentado en el “pico”  mayor del número de contagios en Durango y el país.

Recordó en cuanto a los operativos y recomendaciones preventivos por el COVID-19, la DMSP empezó a trabajar dese la segunda semana de marzo, pero a estas alturas, incluso se ve a adultos mayores que a pesar de ser los más vulnerables, ya empiezan a salir a las calles y eso es muy riesgoso.

Mencionó que en el caso de los bancos, los empleados sí se están cuidando, pero no cuidan a las personas que acuden para hacer alguna transacción, ya que se han visto largas filas, en las que incluso hay adultos mayores, que permanecen a la intemperie por varias horas y en el caso de los comercios, es necesario que adquieran una nueva dinámica para que no expongan a sus clientes.

El Funcionario municipal, dijo que como la pandemia no ha terminado, es necesario que se sigan tomando las precauciones recomendadas, y poner en práctica el “yo me cuido, yo te cuido”, es decir, si una persona se cuida, está velando por la salud de otra y otras más.

Por último, manifestó que es un tanto complicado implementar la mano dura en esta pandemia o decretar un toque de queda, tendría que haber una suspensión de garantías, pero los únicos facultados son el Presidente de la República  y el Congreso de la Unión.

“La DMSP está haciendo su trabajo, como lo es detener a quienes se embriagan en la calle, suspender fiestas, trasladar al personal médico, y lo único que hace falta es que por su propia seguridad, la gente haga lo que le corresponde”, concluyó Bracho Marrufo.

 

 

 

 

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Pilar Aguilar

Periodista y reportero policiaco

Hay otros 7861 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *