22/03/2020 - Hace 2 años
  • Compartir:

Naturaleza exige a humanos dejar de destruirla

Por: Brenda Maurer

“El Coronavirus trae muchos mensajes y uno de ellos es que debemos de ser más humildes con la naturaleza y el reino animal, además de que los virus son parte de nosotros y llegaron antes que nosotros. Otro mensaje es que todos andamos como locos trabajando y ahora con este virus el planeta pide calma, exige que ya no la destruyamos”, así lo disertó el catedrático e investigador, Jesús Enrique Torres.

Consideró que ahora la Madre Tierra o “la Pachamama” está descansando porque paró la locura de la producción y de su destrucción, pero también porque los animales están contentos porque no los están cazando, así que el virus también detiene la feroz explotación que se ha hecho de la Tierra.

“En cuarenta años, el humano ha exterminado al 60 por ciento de los animales; entonces tenemos que ofrecerle una disculpa al reino animal y a la naturaleza. Pareciera que simbólicamente el virus es el conducto de la Madre Tierra para decirle a la población que la están destruyendo”, apuntó.

Agregó que este virus impide que haya contacto entre las persona, pero paradójicamente también nos enseña a amarnos más a nosotros mismos y nos enseña que no todo es trabajo y la locura de más dinero, porque el sistema nos trae en una dinámica imparable.

“Hoy la locura es un simple virus que le está dando en la torre a todo; las Bolsas de Valores cayeron, hay países detenidos, entonces el virus nos da a entender que somos frágiles y que algo que ni vemos nos puede hacer mucho daño. Es tiempo de parar, porque irte a tu casa es como ir a tu interior y ver que hay allí”, destacó.

Finalmente, el investigador señaló que no se debe temer al Coronavirus, porque en la metafísica lo que se teme se atrae y se divide la energía; sin embargo, sí hay que mantenerse informados y seguir las instrucciones de las autoridades.

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Brenda Maurer

Hay otros 3725 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *