24/03/2020 - Hace 1 año
  • Compartir:

Por: Brenda Maurer

La segunda fase del Coronavirus (COVID-19) en México está en marcha, lo cual ha agudizado la ausencia de personas en las calles y en los comercios de tal manera que muchos negociantes han decidido bajar sus cortinas y los que quedan, señalan que las pérdidas son enormes por lo que si no mueren por Coronavirus, van a morir de hambre.

Vivimos al día

Ahorita que supuestamente está llegando el virus las ventas están muy bajas y por eso queremos que nos ayuden un poquito porque nosotras somos un grupos de mujeres que vivimos al día con lo que sacamos de la venta de nopales; entonces si no trabajamos que vamos a comer, expuso María del Rosario.

“Necesitamos un apoyo del Gobierno para poder salir adelante porque del sábado para acá las ventas bajaron más de la mitad por eso que traen de que anda el virus y se supone que después tendremos que dejar de vender, pero hay niños chiquitos y no sabemos cómo le vamos a hacer”, señaló.

María del Rosario enfatizó que ellas viven al día, de tal manera que si no trabajan no comen, “entonces si le pedimos al gobierno que nos llegue una ayuda, que nos den un puchoncito para sacar a la familia adelante”.

Ventas cayeron hasta un 80%

“La calles están muy solas y las ventas han bajado en un ochenta por ciento o más” comentó Carlos, quien es vendedor de tacos de barbacoa. Agregó que el tema del virus ha afectado mucho a su negocio “ahorita estaba pensando que ya mejor no voy a vender hasta que esto pase, porque lo que invertí este día casi lo tengo que tirar porque ni la cruz he hecho”.

Mencionó que aunque la semana pasada estuvo algo solo, si había mas movimiento que estos días, “ahorita ya de plano está solo”.

Gobierno tiene que ayudarnos

La gente tiene mucho temor por la pandemia que hay y entonces no han salido a hacer sus compras de manera normal “las ventas se han caído. La verdad esperamos que el Gobernador o el Presidente Municipal nos ayuden. Es cierto que hay que tomar las medidas de prevención para evitar el contagio pero también necesitamos que nos apoyen”, comentó Juan Carlos Torres, comerciante de la calle Pasteur.

Agregó que ellos han permanecido de “aferrados” abriendo su puesto de frutas y verduras para sacar el sustento, ya que de ahí dependen cinco familias.

“No queremos que nos den dinero pero sí que nos ayuden con la canasta básica para tener que comer, puede ser frijol, sopas, azúcar; porque dinero para que queremos si va a estar todo cerrado. Lo que queremos es llevar comida para los críos”, apuntó.

Cabe desacatar que cada vez es más común ver establecimientos cerrados con leyendas que aluden a las medidas sanitarias para evitar el Coronavirus y advierten que hasta nuevo aviso trabajarán.

De igual forma los locatarios del mercado Gómez Palacio, cerraron sus negocios salvo los espacios de carnicería y cremerías; los vendedores también afirmaron que todo es para cuidar la salud tanto de los consumidores como de la gente que ahí labora, para así evitar la dispersión del Coronavirus.

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Brenda Maurer

Hay otros 3705 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *