03/08/2020 - Hace 1 año
  • Compartir:

Se juega la jornada dos del futbol mexicano y se enfrentan los panzas verdes de León en Guanajuato contra los Rayados de Monterrey en lo que prometía ser un encuentro alucinante.

La sorpresa vino por parte de la madre naturaleza ya que el juego se tuvo que retrasar 50 minutos para poder jugarlo porque las lluvias dejaron el estadio por completo inutilizable debido a la gravedad de los charcos que se presentaron.

El estadio del León Nou Camp no es de lo mejor de México en cuanto a la calidad de sus alcantarillados pero de igual manera la caída de agua fue tan intensa que quizá ni el mejor estadio habría resistido a ello.

De inmediato se pusieron en acción los trabajadores del estadio para quitar la mayor cantidad de agua posible y así conseguir jugar el partido y no tener que posponer la fecha del encuentro.

También te puede interesar: Paty Cantú explica su sentir por la pandemia de COVID-19

Para los regios son dos jornadas y dos inconvenientes con las lluvias pero en la jornada inaugural fue mucho más grave el tema ya que el huracán “Hanna” se encontraba de paso por Nuevo León donde iban a jugar y se tuvo que posponer la fecha.

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Hay otros 36496 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *