MéxicoCultura

Un día en la historia de Durango… Hoy presentamos varios momentos vividos por los duranguenses en época decembrina y vísperas de Navidad 

24/12/2021 - Hace 1 mes
  • Compartir:

Por: Pedro Núñez López

El primer concierto coral del colegio Sor Juana Inés de la Cruz: fue el viernes 5 de enero de 1968 cuando tuvo lugar el primer concierto coral del colegio Sor Juana Inés de la Cruz, a las 20:00 horas, en lo que fue el Centro Social Coca Cola, ubicado en la calle 20 de Noviembre, ante una abarrotada concurrencia compuesta por amantes de la música y padres de familia. Al frente del grupo coral estaba el presbítero don Jesús Rendón. En la primera parte del programa el público escuchó Adeste Fideles, «Duerme no llores», «Pastorcillo celestial», «Canción de cuna», «Venid que hoy es Nochebuena», «En medio del silencio» y «Aleluya». En la segunda parte, luego de un breve intermedio, las voces angelicales elevaron hasta las alturas: Blanca Navidad, de Irving Berlin; Mañanita, Alegres pastorcillos, Duerme ya, Gloria a Dios, El niño del tambor y Noche de paz. De entonces para acá hasta la fecha estos conciertos se sucedieron año con año sin interrupción, bajo la misma batuta del padre Rendón, hasta su reciente y lamentable fallecimiento.

Inauguración del cine Durango: Fue el 20 de diciembre de 1957, a las ocho y media de la noche, que se inauguró el cine Durango en Aquiles Serdán y Victoria, con los últimos adelantos como calefacción, aire acondicionado, pantalla curva de 20 metros, sonido magnético de cuatro bandas con bocina en el lunetario, proyección Cinemascope, pantalla panorámica y VistaVision. El programa de inauguración se inició con la obertura ejecutada por la Banda del Estado dirigida por el profesor Salvador de la Rosa. A continuación desfilaron las bellas madrinas de la inauguración del cine: Elma Stevenson, Julieta González de la Vega, Rosa Avila, María Teresa Elorduy, Georgina Stenner, Olivia Muñoz, María Teresa Plauchud, Alicia Torres Fournier. Después vendría la formal inauguración por el doctor y maestro Francisco González de la Vega, gobernador constitucional del estado, acompañado por el licenciado Rafael Hernández Piedra, presidente municipal del Ayuntamiento de Durango y por el general Alberto Bello Santana, comandante de la Décima Zona Militar y altas autoridades de la localidad. Acto continuo vinieron las palabras del representante de Exhibidores de Durango S.A. Finalmente se proyectaron en la majestuosa pantalla, a colores, en cinemascope y sonido magnético de cuatro bandas, las superproducciones Anastasia con Yul Brynner y Helen Hayes, y Almas perdidas con Robert Mitchum. La entrada tuvo un precio de siete pesos, parte de los cuales se destinaron a la Navidad del Niño Pobre.

El robo de los peregrinos: como a las 06:00 horas del día 23 de diciembre de 1968, no obstante la vigilancia que se ordenó, se descubrió el robo de los peregrinos colocados en la Plaza de la Constitución, frente a Catedral. El año anterior ya se los habían robado, y fueron recuperados 15 días después, resultaron responsables dos «niños bien», y se pensó que había sido por mera puntada. En esta ocasión que se relata, los peregrinos se encontraron el mismo día como a las 11:00 horas, en la calle Pino, de la colonia Real del Prado, se lamentó que el señor San José tuviera los bracitos rotos y dañado el rostro a la altura de la barba. No se dijo nada respecto a los posibles culpables, pero a juzgar por el lugar en el que se les encontró fueron los mismos u otros «niños bien».

Por otra parte están Hilario Wilman y Maximiliano Damm e hijos integrantes destacados de la colonia Alemana en Durango. Cabe incluir a Luis Bose accionista de la mercería Alemana establecida en 1900 en sociedad con Rudolf Schomer, quien para 1910 fungía como cónsul Alemán en la Entidad. Todo indica que los alemanes en Durango se mantuvieron como un grupo cerrado, socializando principalmente con otros extranjeros antes que con los nativos. Resulta interesante que al parecer la familia Damm trajo a Durango la tradición del árbol de Navidad, que se adornaba e iluminaba con pequeñas velas montadas sobre una base de madera. La familia Bose incluía en su menú frijoles y tortillas pero por las noches consumían pan, papas y cerveza.

Fuente. Imagen del 07 de Diciembre de 1925 obtenida del Facebook grupo Durango Antiguo, texto del Libro Instantáneas Durangueñas de Enrique Arrieta Silva.

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *