MéxicoReflexiones

Una carta abierta para el corazón ansioso

25/10/2022 - Hace 1 mes
  • Compartir:

Sé que sientes que no puedes controlarlo.

Los pensamientos, sentimientos y emociones dando vueltas en tu mente, como trapos sucios en una lavadora, dando vueltas y vueltas y vueltas. 

Sé que tu cerebro se siente abrumado y te mantiene despierto por la noche.

Apuesto a que tus últimos meses han tenido muchas noches de insomnio, pensamientos acelerados y falta de concentración.

Apuesto a que has perdido peso, o ganado peso, o ni siquiera te reconoces.

Apuesto a que sientes que no hay nada que puedas hacer para sanar tu dolor, curar tus heridas y despejar tu mente.

He estado allí. Sé como se siente.

Recuerdo las veces que he experimentado un trauma. Recuerdo cuando pensé que me estaba dando un infarto, cuando casi perdí la cabeza, cuando casi perdí la esperanza. Yo también he caminado por el valle de sombra de muerte. 

En este momento estás luchando con tu yo interior mientras tratas de reconciliar tu mundo exterior.

Y te estás inmovilizando una y otra vez, señalando con el dedo a la mujer en el espejo, preguntándole cómo puede ser tan egoísta mientras el mundo arde a su alrededor.

La ansiedad que sientes es tu respuesta fisiológica al estrés. Es tu cuerpo y tu mente entrando en modo de supervivencia.

Fisiológicamente hablando, esta es la forma en que tu cuerpo y tu mente intentan protegerte del peligro. Pero cuando la ansiedad inunda la mente con pensamientos tóxicos y miedo, pasas del modo de supervivencia al caos total.

Te voy a dar algunos consejos para reducir tu ansiedad. No solucionarán todos sus problemas, pero pueden ayudarlo a avanzar en la dirección correcta.

1. Cuestiona tu patrón de pensamiento

Nuestros pensamientos causan nuestros sentimientos y comportamientos, no cosas externas como eventos y medio ambiente. En respuesta al estrés, los patrones de pensamiento negativos pueden arraigarse en su mente y distorsionar su percepción de la realidad. Una forma de recuperar la sensación de calma es desafiar sus miedos y recuperar el control de sus patrones de pensamiento.

2. Contrarresta la preocupación con presencia

Cuando pasamos demasiado tiempo fuera del momento presente, podemos deprimirnos y sentirnos ansiosos, literalmente llenos de miedo. Al centrar nuestra atención en el momento presente, contrarrestamos la rumiación y la preocupación. 

Cuando encuentra un espacio tranquilo para pensar y concentrarse en el presente, toma conciencia de sus emociones y crea reacciones más adaptativas a situaciones estresantes.

Puede entrenar el cerebro para que preste atención al momento presente para que pueda procesar más claramente las emociones.

3. Dirige pensamientos compasivos hacia ti mismo

Tu valor no está determinado por tu capacidad para manejar el estrés o tu respuesta a situaciones estresantes; viene de dentro. Eres digno porque dices que eres digno y porque lo crees.

Haz que los elogios a ti mismo sean familiares. Conviértete en un campeón por ti mismo. Cuando notes sentimientos de ansiedad, tranquilízate diciendo afirmaciones reafirmantes y verdaderas como: “Soy fuerte. Soy capaz. Yo soy suficiente.”

Querida, desearía poder chasquear los dedos y hacer que todo desaparezca.

Pero no puedo. Así que solo necesito que sepas que vas a estar bien.

Que el peso que sientes es una reacción física de tu cuerpo. 

Que no determina tu valor.

Que hay esperanza en el horizonte y que no estás solo. 

Te envío mucho amor, gratitud y respeto.

Síguenos en: Google News Notigram

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Información de contacto:

Teléfono: 618 813 33 00

Redacción: contacto[@]notigram.com