MéxicoZona de Debate

EL DETRACTOR… ¿Por qué participar en la consulta?

01/08/2021 - Hace 1 año
  • Compartir:

Por: Cristhian Salazar

“Y el pueblo alguna vez será Gobierno”, Alí Primera

En cualquier país verdaderamente democrático, participar en las consultas populares es parte de la cotidianidad. Pero en un país como el nuestro, acostumbrado al autoritarismo, en el que padecemos una especie de Síndrome de Estocolmo hacia quienes han secuestrado a nuestra democracia, estos ejercicios  son motivo de controversia y de una oposición férrea por parte de los sectores conservadores.

En México, la clase política decidió que los partidos debían monopolizar las decisiones de la vida pública, reduciendo el derecho de los ciudadanos a la participación política, a únicamente el acto de votar en las elecciones, después de eso, el ciudadano es completamente ajeno a las cuestiones públicas, el Don Tancredo, el invitado de piedra, expuesto a las embestidas del Gobierno en turno.

Hoy  se nos presenta la oportunidad de participar en una decisión trascendental en la vida pública de México, ni más ni menos, la de opinar si debemos o no, juzgar  los crímenes de los expresidentes y otros personajes mafiosos del pasado. A botepronto, tal cuestión pareciera un absurdo, ya que esa posibilidad se encuentra plenamente al alcance de las autoridades con el simple hecho de aplicar la Ley penal, o como lo expresan no pocos analistas y juristas que pretenden “descubrir el hilo negro” con la trillada frase “la ley no se consulta”.

Pero la decisión de enjuiciar a Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto no es cualquier cosa. Detrás de estos personajes están los poderes fácticos más obscuros del país, que seguramente reaccionarán con virulencia política contra el Gobierno actual. Recordemos que durante su campaña, AMLO ofreció una amnistía por adelantado a la clase gobernante que cometió actos de corrupción, en aras de una reconciliación nacional que le permitiera concretar su proyecto. Pero los amantes del statu quo lo traen de encargo todos los días, imagínese si metiera a la cárcel a sus máximos exponentes. Por ello la decisión presidencial, en un acto de congruencia, de votar por el NO.

“El que pregunta no se equivoca”, dice la sabiduría popular, y en este caso, preguntar al pueblo es una garantía de respaldo en una decisión de trascendencia nacional, que implicará la reacción inminente y feroz de los sectores retardatarios que se niegan a perder sus privilegios.

Participar en la consulta significa demostrar que el pueblo sí tiene memoria, que no olvidamos el enriquecimiento inexplicable de los Salinas, el Fobaproa de Zedilo, las transas de los Bribiesca, la guerra fallida de Calderón y la corrupción obscena de Peña y adláteres.

Participar en la consulta es desdoblar la soberanía nacional, arrebatar el poder a los partidos políticos y darles voz directamente a los ciudadanos. El argumento preferido de los conservadores, es que el pueblo no tiene la capacidad de tomar decisiones importantes. Si así fuera, el pueblo tampoco tendría la capacidad de elegir a sus representantes, quitémosles pues el cargo a los legisladores y gobernantes.

Con o sin consulta, los ex presidentes de marras deben ser juzgados y en su caso, pagar por los delitos que cometieron. Pero para lograrlo, se requiere un amplio apoyo popular, porque van a embestir con todo al gobierno y a las instituciones. Por ello la importancia de participar este domingo primero de agosto, para demostrar que no sólo tenemos memoria, sino también dignidad.

Twitter: @salazarmercado

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Información de contacto:

Teléfono: 618 813 33 00

Redacción: contacto[@]notigram.com