InternacionalReflexiones

Nada me impedirá sonreír

03/12/2021 - Hace 2 meses
  • Compartir:

Por: Raquel Carreón

Ni la tristeza, ni la desilusión, ni la incertidumbre, ni la soledad, nada me impedirán sonreír.

Ni el miedo, ni la depresión, ni por más que sufra mi corazón, nada me impedirá soñar; en las tempestades y en los difíciles caminos, nada me impedirá creer en Dios. Quiero vivir el día de hoy como si fuese el primero, como si fuese el último, como si fuese el único; quiero vivir el momento de ahora, como si aún fuese temprano, como si nunca fuese tarde.

Quiero mantener el optimismo, conservar el equilibrio, fortalecer mi esperanza, recomponer mis energías para prosperar en mi misión y vivir alegre todos los días de mi vida.

Quiero caminar con la seguridad de que llegaré, quiero luchar con la seguridad de que venceré, quiero buscar con la seguridad de que encontraré, quiero saber esperar para poder realizar los ideales de mi ser; en fin, quiero dar lo máximo de mí, para vivir intensamente todos los días de mi vida. Nada es más fuerte que mi deseo de vivir.

De alguna manera, no sólo en Navidad, pero durante todo el año, el gozo que damos a los demás es el gozo que nos viene de vuelta. Y entre más invertimos en bendecir a los solitarios y tristes, más nos son retribuidas gozosas posesiones del corazón .

Para buscar la calma interior, no hay que ir donde todo es calma, sino donde hay paz, y sean ustedes la paz.

De esta forma la encontrarán al darla y la tendrán en la medida en que vean que otros necesitan de ustedes para calmarse.

Por si te interesa: El burro en el pozo

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Soy reportera y editora de deportes

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *