13/09/2021 - Hace 4 días
  • Compartir:

El 13 de septiembre se conmemora la Batalla de Chapultepec, la cual ocurrió en 1847 en el marco de la invasión estadounidense en México.

El pasaje más recordado de lo ocurrido el 13 de septiembre de 1847 es lo que se conoce como la Gesta Heroica de los Niños Héroes.

En referencia a la defensa que seis cadetes del Colegio Militar hicieron, negándose a rendirse ante el invasor y perdiendo la vida en el intento.

Cada 13 de septiembre se recuerda la hazaña de Juan Escutia, Agustín Melgar, Juan de la Barrera, Vicente Suárez, Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca.

Pero una de las historias poco conocidas o recordadas sobre los Niños Héroes, ocurrió 100 años después de la batalla de Chapultepec.

En 1947 el presidente estadounidense Harry Truman visitó México. Su visita causó polémica ya que ocurrió exactamente un siglo después de la invasión a nuestro país.

Miguel Alemán era el presidente de México, y le tocó enfrentar un gran descontento por la visita de Truman.

Quien para tratar de agradar colocó una ofrenda floral en el antiguo monumentos de los Niños Héroes.

Durante su discurso, Truman señaló que: “un siglo de rencores se borra con un minuto de silencio”.

A los mexicanos no les gustó ni el discurso ni las flores del estadounidense, a tal grado fue el descontento que durante la noche, cadetes del Colegio Militar retiraron la ofrenda y la arrojaron a la embajada de EU.

En ese contexto se dio un hallazgo un tanto inverosímil: al pie del cerro de Chapultepec se encontraron seis cráneos que las autoridades aseguraron que pertenecían a los seis niños héroes.

Conoce los mitos y realidades sobre “Los Niños Héroes”

Te podría interesar: El Recuerdo de los Niños Héroes, 13 de septiembre de 1847

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Mónica Rojas

Nacida en la Ciudad de Durango, Durango., México. Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, egresada de la Universidad Autónoma de Durango (UAD).

Hay otros 5185 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *