MéxicoZona de Debate

AMBIENTE POLÍTICO… García Barrón… y cuenta nueva

09/09/2021 - Hace 3 meses
  • Compartir:

Por: Eduardo Serrano

Obtener resultados favorables en el proceso electoral del pasado mes de junio, para el profesor Óscar García Barrón, como coordinador estatal de Movimiento Ciudadano (MC), no era una tarea fácil. Cruzar la vía en medio de un auténtico choque de trenes, corriendo el riesgo de ser arrollados, era lo más seguro. El comparativo con lo alcanzado por José Ramón Enríquez, era tan inevitable, como injusto, puesto que las condiciones y la elección misma, fueron absolutamente diferentes. Las exigencias de la Coordinadora Nacional del MC, derivadas del resultado, considerando que la misión encomendada tenía un carácter “pro-vi-sio-nal”, eran de esperarse. Por eso, no sorprende la decisión de García Barrón, al dejar la dirigencia del Movimiento Naranja, pues tampoco es un secreto, que fue muy complejo lidiar con las imposiciones que le llegaban desde los altos mandos, mismos que acotaron y limitaron la actuación del líder ganadero.

Hubo varios cuadros en todo el estado -principalmente de origen priista-, que se sumaron al Movimiento Ciudadano por invitación de García Barrón; Gustavo Lugo Espinoza, fue uno de ellos. Al ser un importante liderazgo con capacidad probada, indudablemente podría salir al relevo del “Profe”. Lugo cuenta con el temple para mantener el barco a flote; además, tiene capacidad de diálogo vertical, es decir, puede dialogar de una manera inteligente con la dirigencia nacional, y también es hábil en la comunicación horizontal, digamos que no batallaría para entablar acuerdos y motivar a las bases emecistas. Su experiencia en la conducción de un partido político, lo sitúa en la terna de la sucesión en la Coordinación Estatal, solo basta con que él lo exprese abiertamente, y que encuentre el momento oportuno para ello.

Se ha especulado que Martín Vivanco también podría asumir esa responsabilidad. Desde luego, es un perfil preparado, sin embargo, existen agravios entre la militancia naranja derivados del proceso electoral, que han dejado estigmatizado a Vivanco Lira, ya que, según dicen, el recurso económico de las campañas, en un gran porcentaje, fue destinado para su promoción. Mientras a Martín le sirvieron el jugo de naranjas dulces, al resto de los candidatos, solo les tocaron limones partidos. Por tal motivo, si los mandamases no operan adecuadamente y se percibe una imposición de esta naturaleza, se generaría una crisis interna, con afectación sensiblemente en los objetivos marcados para el 2022, en el que el propio Martín Vivanco, podría ser la carta que presenten para competir por la gubernatura.

El Ambiente Político para García Barrón, no se acaba, digamos que solamente es un “borrón y cuenta nueva”; su decisión sacude a la militancia emecista, que de inmediato se hizo sentir a través de Alan González, Toño Mier, Sofía Carriedo, Daniel Huizar, y Paulina Monreal, quien, como secretaria de Acuerdos, asumirá temporalmente el cargo que deja el “Profe”. Ha sido oportuno que los jóvenes, expresen que seguirán trabajando juntos, en la construcción de algo mejor para Durango, pues de ninguna manera, el proyecto de Movimiento Ciudadano debe truncarse ante la salida del Profe, aunque, sí es fundamental, que los jóvenes naranjas envíen señales precisas al Nacional, para que las imposiciones que de ellos emanen, tengan un alto sentido de responsabilidad, de lo contrario, el borrón de García Barrón, dejará una mancha imborrable en el Movimiento Naranja.

Twitter: @LaloSerranoZ

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *