MéxicoZona de Debate

LA PALABRA DEL GIOCONDO… ¿En manos de quién está la educación en México?

08/09/2021 - Hace 3 meses
  • Compartir:

Por: Alejandro Flores de la Parra

Dicen que todos somos inocentes, hasta que se nos demuestre lo contrario. Así pasó con Delfina Gómez Álvarez, actual secretaria de Educación, quien fuera candidata a la gubernatura en el Estado de México por Morena, luego de su paso como alcaldesa de Texcoco, diputada federal y hasta delegada de los programas del Bienestar en esa misma entidad.

La egresada de la Universidad Pedagógica Nacional, fue señalada por el Instituto Nacional Electoral (INE) ya que, siendo presidenta municipal, retuvo (y desvió) hasta el 10 por ciento del salario de hasta 560 servidores públicos en el Ayuntamiento de Texcoco, para alcanzar hasta 13 millones 590 mil 47 pesos y, con ello, financiar sus campañas para diputada federal y para la gubernatura que perdió frente a Alfredo del Mazo. Al menos 2.2 millones, los empleó en pagar a proveedores de sus campañas, según lo descubierto por el INE. ¿Le suena conocido?

Recordemos que el exgobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, hoy se encuentra preso en Florida, EE.UU. en espera de ser extraditado a México, entre otras cosas, por haber realizado exactamente la misma componenda, para “basculear” a empleados del Gobierno estatal y financiar, entre otras, la campaña del PRI de Enrique Peña Nieto a la presidencia de la República. Así que, eso de que en el gobierno lopezobradorista no son iguales, cada vez se cree menos, no solo porque está rodeado de los mismos nombres de la historia oscura del priismo, sino porque en su gabinete, tienen las mismas ‘mañas’.

La acusación del INE no es solo un supuesto, sino que la investigación que fue presentada por la consejera Adriana Favela Herrera, quien posee un Doctorado en Derecho, cuenta con nombre y apellidos de quienes participaron, quienes recibieron el dinero y cuál fue su destino. No se trata de que nuestra secretaria de Educación se haya fumado un porro de joven, sino de un delito de tipificado en la Ley electoral que impone cárcel, de dos a nueve años, a cualquier funcionario que solicite aportaciones a sus subordinados, incluso en especie, para apoyar a cualquier actividad política.

Lo bueno es que, con la llegada de la “cuatroté”, la corrupción ya se terminó, si no, estaríamos en un gran dilema moral, pues la que debería de trabajar porque en este país se formen ciudadanos honestos y rodeados de valores cívicos, es precisamente quien, faltando a ellos, se hizo de posiciones políticas y del respaldo del que, hoy, es el terror de los corruptos.

Entre el empoderamiento de los grupos sindicales más radicales y corruptos que existen en el magisterio, la entrega de plazas a quienes no representan ninguna garantía de capacidad y desempeño al frente de las aulas, la falta de directrices ante una pandemia que puso en pausa el proyecto educativo, si es que lo hubo, y una secretaria que se ha conducido de manera tramposa e ilegal en el pasado, ¿en manos de quién está la Educación en México?

Twitter: @AlejandroFdelaP

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *