DurangoCultura

Un día en la Historia de Durango… Se fundó el supermercado “La Simpatía”

16/10/2022 - Hace 2 meses
  • Compartir:

Por: Pedro Núñez López

Don Federico Ocana Flores. Y Doña Belen (Doña Belencito) Flores Flores, fundaron el super “La Simpatía” en 1945, decidieron iniciar su negocio como uno de los primeros supermercados dentro de Durango, esto ocurrió debido a la gran visión que Don Federico tenia de los negocios.

Su hija, la hoy Señora Mary fue a quien se le ocurrió hacer el logotipo de aquella naciente empresa y era una dama con un carrito de super empujándolo para llevar su mandado

El objetivo de Don Federico era atender al mayoreo y menudeo, hay que recordar que en ese entonces no había las bolsas de plástico, ni los equipos de etiquetado como hoy existen, como el código de barras y las ventas por Internet, nada de esto había. En su lugar, se ponían los precios con tinta a base de marcadores o simplemente a pluma o lápiz en algunas ocasiones, y para llevarse las cosas que venían a granel como las grageas, azúcar, piloncillo, canela y tantas cosas que la gente adquiría en aquellos momentos se las llevaban envueltos en cucuruchos o conos de papel periódico, papel de estraza o también en papel revolución.

Los clientes de mayoreo eran atendidos personalmente por Don Federico y en su gran mayoría era gente que venía de los pueblos, de la sierra o del campo, quien venía a surtir sus productos necesarios para llevarlos a su lugar de origen y ya sea para su consumo personal, o bien, para comercializarlos allá. Estas personas venían en sus propios vehículos pues en ese entonces era algo problemático la cuestión de fletes a domicilio como hoy, que todo te llevan a casa y por supuesto con su respectivo precio.

Había momentos en que Don Federico con sus vehículos que tenía les acercaba la mercancía al tren o inclusive a los lugares más cercanos, pues no toda la gente tenía un vehículo y Don Federico lo entendía y lo hacía sin contar con un costo extra, pues así tenía una clientela cautiva y debido a su don de gente y su generosidad.

Se escuchaba música ambiental en toda la tienda, sobre todo instrumental de las que estaban de moda en ese momento, y cuando Don Federico no se encontraba en el supermercado mi amigo Fernando, nieto de Don Federico le hacía la travesura, le cambiaba la música por una más moderna, cuando él regresaba y no se daba cuenta o no alcanzaba a cambiarle de nuevo a la música clásica y le ponía una buena regañada, pero todo era cuestión de estar ahí al tanto de lo que pasaba.

También cuando los clientes pasaban a caja a pagar y les faltaban algunos pesos o centavos no había problema alguno, se les decía que después lo trajeran y se podían llevar la mercancía. Mucha gente regresaba posteriormente y pagaba lo pendiente, así mismo, si el supermercado ya estaba cerrado y de favor nos pedían entrar a hacer algunas compras, se les permitía el acceso, siempre y cuando seguía alguna caja de cobro abierta.

En la temporada navideña era la más bonita, ya que se sentía un ambiente verdaderamente navideño y de cordialidad con todo el personal y los clientes, se llevaba a cabo la elaboración de infinidad de arcones de todos los presupuestos increíblemente bien decorados, (los nietos Fernando y Guillermo se nos daban vuelo comiendo chocolates). Se les hacía posada muy bonita a todos los empleados, se hacía cena, se rifaban diferentes artículos, se pasaban una velada estupenda. A lo largo de esta etapa del supermercado, existieron muchos empleados que fueron verdaderamente valiosos, ya eran parte del inventario como coloquialmente se dice, comprometidos con sustrabajo, se ponían la camiseta, esto lo valoraba mucho Don Federico.

Con el tiempo abrió la sucursal llamada Del Prado, que se ubicaba en la esquina de hoy Lázaro Cárdenas y la calle Pino de la colonia Real del Prado justo enfrente donde inicia la calle de Paloma. Ambas cierran sus puertas en 1992 a la partida de sus fundadores.

Fuente de información y fotografía, Familia Romo Ricaño.

Síguenos en: Google News Notigram

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Información de contacto:

Teléfono: 618 813 33 00

Redacción: contacto[@]notigram.com