17/03/2020 - Hace 2 años
  • Compartir:

Por: Antonio Gaytán

La situación agropecuaria en el municipio del Mezquital es crítica, reconoce el subsecretario de Ganadería, Eusebio Soto, ante la exigencia de un grupo de 50 indígenas que viajaron desde sus comunidades para exigir a la SAGDR apoyos para alimentar su ganado y sembrar granos, entre otras peticiones para producir alimentos y generar ingreso para sus familias.

“La indicación del secretario Joel Corral, quien está en la Ciudad de México, fue escucharlos y resolverles, la SAGDR es de puertas abiertas”, agregó.

El Mezquital es un municipio con un territorio agreste con localidades muy dispersas y de difícil acceso, los caminos no son muy buenos, y la mayor parte de su población es de muy alta marginación, sufren de pobreza extrema.

Fueron tres organizaciones defensoras de los derechos humanos de los indígenas que coincidieron en la protesta durante las primeras horas de este martes 17 de marzo, incluso amenazaban con tomar la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGDR).

La gran mayoría de los campesinos de esta región son productores de autoconsumo, es decir, trabajan la tierra para su sobrevivencia y si bien -muchos de ellos- reciben algún programa social del Gobierno federal, no debemos olvidar que no son apoyos destinados para la productividad.

Situación que obliga al Gobierno estatal a implementar estrategias para que estas familias no solo reciban dinero para comprar comida sino que sean familias que generen un ingreso que en corto plazo les permita salir de la pobreza extrema y gozar de una mejor calidad de vida.

Destaca el subsecretario Eusebio Soto que este grupo de indígenas llegan en el momento de la definición de las reglas de operación de los programas y próxima apertura de ventanillas, opciones donde serán incluidos para que se vean beneficiados de manera inmediata.

Entre los programas que les interesó son: Suplemento alimenticio para su ganado, este es urgente por la grave sequía en esa región; y semilla para sembrar frijol para cuando se vengan las lluvias.

Para que no se fueran con las manos vacías se les entregaron rollos de alambre para cercos divisorios para reparar linderos, sobre todo de carácter agrícola, lo que es justo tomando en cuenta que vienen de regiones alejadas y gastan un dinero que no tiene, por lo tanto, lo menos que merecen es regresar a sus pueblos con un beneficio para sus familias.

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Hay otros 1483 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *