23/03/2020 - Hace 1 año
  • Compartir:

Por: Antonio Gaytán

La productividad del cultivo de frijol de temporal se encuentra muy limitada debido a la distribución irregular de las precipitaciones, el riesgo de plagas durante el desarrollo del cultivo y la presencia de heladas al final del ciclo, desafíos que enfrenta SAGDR en la producción de esta leguminosa.

El Instituto de Evaluación de Políticas Públicas del Estado (Inevap) analizó el Esquema Emergente para Beneficio de Productores de Baja Escala de Frijol (PFRIJOL) que opera la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGDR) y emitió recomendaciones para mejorar este programa dirigido a productores de baja escala.

  • PFRIJOL contempla básicamente la entrega de semilla de frijol mejorada a productores de hasta 10 hectáreas para que los productores de baja escala puedan sembrar semilla de frijol hasta en 3 hectáreas.

Durango posee 670 mil hectáreas destinadas a la agricultura, de las cuales, el 27.7 por ciento son de riego y 72.3 por ciento de temporal, de dicha extensión, el frijol es el cultivo más importante con más de 220 mil hectáreas dedicadas a la siembra de esta leguminosa.

Los principales municipios productores de frijol son Guadalupe Victoria, Cuencamé, Poanas y Pánuco de Coronado; entre otras existen otras regiones, algunas son zonas áridas o semiáridas con baja disponibilidad de agua y en consecuencia los rendimientos promedio son usualmente bajos.

Para Inevap, el esquema emergente PFRIJOL no cumple con criterios de calidad y relevancia esperado porque no contempla la productividad de los agricultores de baja escala que fueron apoyados, tras la entrega y uso de la semilla de frijol proporcionada.

Tampoco incluyen aspectos más básicos de estadística agrícola sobre superficie efectivamente sembrada, superficie dañada y superficie cultivada; o al menos, de volumen de producción.

Se advierte que la omisión de indicadores relevantes pudiera perder de vista los resultados esperados del esquema. A lo sumo, los indicadores rescatados dan cuenta del cumplimiento presupuestario y, por lo que identificar el desempeño de la intervención no es posible.

En particular, se recomienda al Esquema Emergente PFRIJOL:

  • Fortalecer la lógica causal y la teoría del cambio asociada al esquema.
  • Fortalecer los indicadores usados para el monitoreo y evaluación del esquema.

Por parte, SAGDR explica que es imposible fijar metas de producción porque este sector enfrenta desafíos como una limitada adopción de tecnologías; escasa diversificación de cultivos; escasa infraestructura productiva; problemas fitosanitarios y de sanidad vegetal; y problemas climáticos.

Sin embargo, es un programa emergente que debe realizarse cada año con la dotación de semilla mejorada, respondiendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, Hambre Cero, en el cual, se hace explícito que la meta es aumentar la productividad agrícola e ingresos de los productores de alimentos en baja escala, mediante sistemas de producción y prácticas resilientes ante los fenómenos meteorológicos extremos, y el uso de recursos genéticos de las semillas.

Además de la entrega de semilla mejorada deben atenderse otros desafíos para lograr en un corto plazo fijar metas de producción que permita evaluar los avances del esquema PFRIJOL.

No hay grano, mucho menos semilla para sembrar este año en Durango: SAGDR

Síguenos en: Google News Notigram

Autor

Hay otros 1487 Artículos de este autor en Notigram.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *