Retro – Hoy revisitamos ‘Halo Infinite’ para Xbox/PC

Cultura | 09/12/2022 - Hace 12 meses
Retro – Hoy revisitamos ‘Halo Infinite’ para Xbox/PCHalo Infinite

Hace exactamente un año -con un día de diferencia- Halo Infinite llegó a consolas Xbox y PC. Después de 6 años, el Jefe Maestro regresaba para una nueva aventura. Su lanzamiento, polémico como siempre, se grabó en la memoria de muchos como el reinicio de la saga y su regreso a las raíces. Habiendo ya pasado un año de nuestra visita a Zeta Halo, ¿cómo recordamos este juego? Hoy en retro vamos a averiguarlo.

Lo primero que recuerdo de Halo Inifinite es su apertura. Si hay algo a lo que nos tiene acostumbrados esta saga es la de viajar desde lo más bajo en la escala de poder hasta ser un spartan digno. De todos los juegos, Infinite lo hace mejor que ninguno.

El inicio nos recibe con llamadas de auxilio de la UNSC Infinity. Estamos siendo asaltados por los Desterrados y ahora, más que nunca, necesitamos al Jefe Maestro. Pero, esta batalla es una que no vamos a ganar. Tan pronto vemos a 117, este es castigado por un brute. No cualquier brute, él brute: Atriox.

La cara de nuestro enemigo más grande es lo último que veremos antes de caer en el espacio y desaparecer. Meses más tarde, el jefe será rescatado y es entonces donde nuestra aventura inicia.

Viajar por Zeta Halo es una maravilla. Si hay algo que reconocerle a 343 es lo bien que pudieron adaptar el ritmo de juego clásico a un mundo abierto. El ‘baile’ que distingue a la saga fue refinado y nos dio su mejor versión hasta la fecha.

 

Quizá te interese:

 

Otro elemento a destacar son los jefes. Halo siempre ha sido uno de esos FPS estándar donde nuestros enemigos solo vienen en hordas. Sin embargo, han habido destellos de rivales más duros y esto es algo que Infinite logra llevar a un nuevo nivel.

Cada una de las batallas se siente bien lograda y representan un cambio al juego que lo hace más disfrutable. Mi unica queja con esto es que me hubiera gustado tener algo más de variedad en los entornos y quizá una que otra fase adicional para condimentar la experiencia. Pero, luego pienso en lo desastroso que fue el desarrollo del juego y prefiero que se quede como está.

Creo que al final eso es lo que más recuerdo de este título. Halo Infinite, más que un juego de la franquicia se sintió como un milagro. Es uno de esos experimentos que surgen casi por casualidad y al borde de un acantilado. Un salto de fe sin una caída segura, pero que debe hacerse.

Al final, 343 Industries demostró de lo que es capaz. Lo único que deseo para el futuro de la franquicia es que les den por Microsoft el valor que se merece y darle más aperturas a las ideas, además de conseguir más personal. Halo Inifnite solo fue un aperitivo de lo que es posible hacer y de lo que está por venir.

 

Quizá te interese:

Síguenos en: Google News Notigram
Autor
Foto del avatar

Emmanuel Febles

Lic. en Literatura Latinoamericana. Creador de contenido internacional, nacional y geek.

Últimas Noticias icon arrow right

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *